USB-C

El sistema de conexión USB (Universal Serial Bus) está presente en todo tipo de equipos electrónicos y nos permite transferir información o energía entre dispositivos, así como conectar periféricos. Hay varios tipos de USB según su tamaño que han ido apareciendo según las necesidades de la industria. Los USB normales (tipo A) son demasiado grandes y han ido miniaturizándose conforme han ido apareciendo más equipos de dimensiones reducidas. La mayoría de smartphones, a excepción de los iPhone, se cargan a través de un puerto MicroUSB, pero esto está a punto de cambiar. Los nuevos conectores USB Tipo C están llamados a sustituir a todos los USB existentes y ya estamos empezando a ver los primeros productos en integrar esta tecnología. Apple fue una de las primeras cuando en marzo de este año anunciaban el nuevo MacBook, con un único puerto USB-C. Más tarde Google anunció los Nexus 5X y Nexus 6P, ambos con esta tecnología de conexión de serie. Según el último rumor publicado por SamMobile, Samsung también va a adoptar este nuevo sistema con su próximo buque insignia, el Samsung Galaxy S7.

Samsung

La decisión no nos sorprende, ya que Google ha empezado a usar este sistema en sus nuevos Nexus, iniciando así la transformación del conector MicroUSB clásico a un puerto USB-C, más rápido y eficiente, en la gama de equipos Android -al menos los de gama alta. Según el blog especializado SamMobile, Samsung también abandonará el MicroUSB, y lo harán durante la próxima primavera con la llegada del Samsung Galaxy S7. Se trata del smartphone Samsung más importante del año y con el que suelen introducir innovaciones contundentes, por lo que es el candidato perfecto para estrenar un USB-C. Si la compañía mantiene su calendario de presentaciones habitual, el Samsung Galaxy S7 debería ser anunciado durante el Mobile World Congress, que el próximo año se celebrará entre los días 22 y 25 de febrero en Barcelona.

Las ventajas del sistema USB-C sobre el resto de conectores existentes son lo suficientemente contundentes como para unificar toda la variedad de conectores en uno solo. El USB-C tiene un tamaño similar al de un MicroUSB, por lo que es perfecto para todo tipo de dispositivos, incluyendo los smartphones más delgados e incluso algunos wearables. Pero lo más interesante desde el punto de vista de su diseño es que es reversible, permitiendo conectarlo en cualquier orientación sin riesgo de dañar alguna patilla. Además de la comodidad que ofrece un conector reversible, los puertos USB Tipo C cuentan con sistema USB 3.1, que ofrece una velocidad de transferencia de 10 GBit/s, mucho más rápidos que los USB 3.0. También permiten cargar la batería en menos tiempo que un USB tradicional, aunque aquí también depende del tipo de batería y si ésta cuenta con algún tipo de sistema de carga rápida. Este punto ha sido un tema muy importante para Samsung en sus últimos smartphones de gama alta y podrían mejorarlo todavía más con el Galaxy S7 si finalmente integra un USB-C.

Imagen1: ArsTechnica

Tags: ,