Android es la plataforma móvil dominante, con una cuota de mercado de más del 90% en nuestro país. Su naturaleza de código abierto hace posible que cualquier fabricante la instale en sus equipos, sin importar si son de gama alta o más básicos, de forma que se consigue más variedad y así llegar a más usuarios. Las ventajas que nos ofrece Android son muchas, pero también tiene inconvenientes y a estas alturas todos estaremos de acuerdo en que las actualizaciones son el más grave. Los retrasos desde que Google lanza una nueva entrega hasta que se instala en los equipos compatibles son, en la mayoría de casos, inaceptables, pero el proceso es más complicado de lo que parece. El mejor ejemplo de esta situación nos llega de la mano de SamMobile, que acaba de anunciar la llegada de Android 5.1.1 Lollipop a la tablet Samsung Galaxy Note 10.1 2014. Te contamos todos los detalles.

La Samsung Galaxy Note 10.1 2014 todavía se encontraba en Android 4.3 Jelly Bean, una versión que data de julio de 2013, casi nada. Samsung decidió saltarse todas las versiones intermedias para así actualizar el sistema directamente a Android 5.1.1 Lollipop, una versión bastante actual en comparación -aunque ya ha sido adelantada por Android 6.0 Marshmallow. Como decíamos, los retrasos en las actualizaciones de Android son exagerados y los dueños de un modelo de este tablet lo saben bien. Por el momento, la compañía solamente ha empezado a actualizar el modelo con WiFi y han comenzado el proceso por  Estados Unidos, por lo que todavía podría tardar algo más en aterrizar en nuestro país. Cuando lo haga, los usuarios verán un cambio radical en sus equipos, ya que la versión Lollipop, además de nuevas funciones, estrenó una interfaz diferente, más elegante e intuitiva. Android 5.1.1 Lollipop también trae el nuevo sistema de notificaciones en la pantalla de bloqueo, las Interrupciones y las cuentas de invitado entre otras.

A pesar de que las Samsung Galaxy Note 10.1 2014 han tardado una eternidad en actualizarse, se trata de una buena noticia para un equipo que fue lanzado en octubre de 2013. Lo habitual es que los fabricantes dejen de dar soporte a los modelos de smartphones y tablets más veteranos, pero en este caso Samsung ha querido acordarse de su tableta más creativa. El motivo de que la espera haya sido tan larga es que, como decíamos, la compañía ha decidido saltarse todas las versiones intermedias para ir directamente a por Android 5.1.1 Lollipop. No es lo ideal, pero siguen teniendo una política de actualizaciones mucho más fiable que la de muchos otros fabricantes de dispositivos Android. La solución a este problema no parece estar cerca, ya que mientras las marcas se empeñen en integrar sus propias capas visuales, el proceso de actualización seguirá siendo muy lento. Si tienes una Samsung Galaxy Note 10.1 2014 estás de enhorabuena, pero eso sí, después de esto no esperes que se actualice a Android 6.0 Marshmallow.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...