Windows 10 supuso un paso adelante de Microsoft en cuanto a diseño se refiere. Ofrece una mezcla del querido Windows 7 y del odiado Windows 8. Sin embargo, a estas alturas, ya son muchos los que se han acostumbrado a su interfaz. Una interfaz que, por otro lado, es muy configurable. El usuario tiene la posibilidad de adaptar tanto el aspecto visual como muchas de las opciones a su gusto.

Así que vamos a repasar 5 funciones para personalizar la interfaz de Windows 10. Así podremos trabajar más cómodamente con el sistema operativo de Microsoft.

Personalizar el escritorio

La personalización del escritorio que nos permite realizar Windows 10 es bastante completa. Podemos cambiar el fondo, los colores, la pantalla de bloqueo, el tema completo, el menú de inicio e incluso la barra de tareas.

Para personalizar el escritorio a nuestro gusto tendremos que pulsar con el botón derecho del ratón en cualquier espacio libre del escritorio. Seleccionaremos Personalizar.

Una vez en la pantalla de configuración, tendremos varias opciones. Podremos modificar el fondo de escritorio y los colores de los menús. También podremos configurar el fondo de pantalla que se muestra en la pantalla de inicio de sesión, cuando arrancamos el ordenador.

En la sección Temas podremos aplicar un tema completo. Esto cambiará el fondo, el color, los sonidos e incluso el cursor. Todo ello seguirá una misma línea de diseño e irá en armonía. Y si no nos gustan los temas que incluye Windows 10 por defecto, siempre podemos pulsar en “Conseguir más temas en la tienda” y descargar nuevos. Algunos son gratuitos, otros de pago.

Menú inicio

El menú de inicio de Windows 10 es, como comentábamos, una mezcla entre el de Windows 7 y Windows 8. Al pulsar sobre el botón inicio (que vuelve en esta versión) se despliega este menú. En el lado izquierdo tenemos las aplicaciones instaladas y los botones ajustes, usuario y apagar equipo.

En el lado derecho vemos las “fichas” o “baldosas” de las aplicaciones. Están ordenadas por grupos y, si así lo queremos, muestran una vista previa del contenido de la aplicación.

Los ajustes de este menú los tenemos justo debajo de Temas, en la misma pantalla del primer apartado. Desde aquí podemos activar que se muestren más iconos, aplicaciones más usadas o apps agregadas recientemente.

También podemos pulsar sobre “Elige qué carpetas deseas que aparezcan en Inicio”, para, precisamente eso, elegir las carpetas que aparecen en el menú inicio.

Un pequeño truco es pulsar con el botón derecho del ratón sobre el botón Inicio. Si lo hacemos, aparecerá un menú de estilo más clásico. Desde este menú podremos acceder a la mayoría de opciones que necesitamos para configurar un ordenador con Window. Por ejemplo, tendremos acceso directo al Administrador de dispositivos, a las conexiones de red, a la Administración de equipos o al Administrador de tareas.

Botón buscar

En la barra de tareas, justo al lado de botón de inicio, tenemos un espacio que puede parecer mágico. Es el campo búsqueda, representado por una barra y un botón circular. Este permite buscar en el ordenador y en Internet al mismo tiempo.

Este campo también ofrece una mínima personalización. Podemos configurar el asistente Cortana de Microsoft. Además, si tenéis una pantalla pequeña, podéis transformar ese campo de búsqueda (que tanto espacio ocupa) en un pequeño botón.

Para hacerlo pulsamos con el botón derecho del ratón sobre la barra de tareas. En el menú Cortana, podremos elegir cómo queremos que se muestre la búsqueda.

Escritorios virtuales en Windows 10

Windows 10 incluye una característica que ya lleva tiempo en otros sistema operativos. Hablamos de los escritorios virtuales, con la que podemos tener diferentes escritorios en el mismo ordenador.

¿Para qué iba yo a querer eso? Puede servirnos para trabajar más cómodamente, ya que en cada escritorio podemos tener abierta una aplicación. También es perfecto si solemos trabajar con más de un monitor.

Para utilizar esta función solo tenemos que pulsar las teclas Win+Tab. Desde aquí podremos crear o eliminar los escritorios virtuales.

Configurar el centro de notificaciones

Otra de las novedades que nos trajo Windows 10 fue el centro de notificaciones. Lo podemos ver si pulsamos en el botón situado en la esquina inferior derecha, junto al reloj.

Si lo desplegamos, veremos que en la parte inferior tenemos varios botones para realizar acciones. Por ejemplo, entre otros, se puede pasar al uso en modo tableta o activar el modo avión. Todas estas opciones que aparecen en el centro de notificaciones se pueden configurar.

Para hacerlo tenemos que acudir a Configuración – Sistema y buscar la opción Notificaciones. Desde aquí podremos configurar los botones de acción rápida que aparecen en el centro de notificaciones.

Pero desde aquí también podemos seleccionar las aplicaciones que pueden o no mostrarnos notificaciones. Así como otros detalles, como que se muestren notificaciones en la pantalla de bloqueo.

Y si no nos gusta o no utilizamos para nada el centro de notificaciones, se puede desactivar.

Así que ya veis, Windows 10 ofrece muchas posibilidades de personalización. Con estas 5 funciones podremos dejar el sistema operativo de Microsoft como más nos guste.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...