Cómo forzar el reinicio en un móvil Huawei

No es agradable, pero a veces hay que hacerlo. Y es que no todos los móviles funcionan igual desde el principio al final de su vida útil. Entre medias hay toda clase de situaciones en las que una aplicación mal optimizada cuelga el funcionamiento de nuestro móvil. O donde demasiados archivos y procesos abiertos acaban haciendo que sea lento y errático. En ese momento sabes que toca reiniciar, y a veces no por el camino cómodo. Si tienes un móvil Huawei estos son los pasos que has de seguir para hacerlo de forma sencilla, correcta y segura.

Huawei reset

Existen dos formas de forzar el reinicio de un móvil Huawei. La habitual, cuando el móvil aún responde a nuestras acciones, consiste en hacerlo a través de la interfaz. EMUI, que es la capa de personalización que controla el móvil sobre el sistema operativo Android, cuenta con la opción Reiniciar al mantener pulsado el botón de apagado. Si el móvil funcional lento pero reacciona a este botón, solo tendremos que seleccionar esta opción y confirmarla. El proceso es totalmente seguro y con él no se perderá ningún dato, foto o aplicación. Eso sí, si está funcionando lento, es posible que el proceso se prolongue unos cuantos segundos. Tras apagarse, el móvil vuelve a iniciarse automáticamente, ya con la memoria RAM liberada y, presumiblemente, con un funcionamiento más ágil y correcto.

La otra forma se aplica cuando el móvil no responde. Cuando se ha quedado totalmente colgado, vaya. Pulsar sobre la pantalla no sirve de nada, y aparentemente los botones tampoco. En ese momento existe una fórmula para forzar el reinicio: basta con pulsar el botón de encendido/apagado y el de bajar volumen durante unos 10 segundos.

soft reset huawei

Esta segunda forma es tan segura como el reinicio por software. Es decir, no borra fotografías, aplicaciones o contenidos del terminal. Eso sí, es una forma más drástica de apagar el terminal Huawei, lo que puede llevar a cerrar algún proceso que esté en marcha y se pierda esa parte de información que no ha sido guardada.

Solo hay que usar este método cuando sea estrictamente necesario. Aunque es seguro,  no conviene que algunos servicios que trabajan en segundo plano en nuestro móvil se vean interrumpidos bruscamente. Así que usa este método solo cuando no exista otro camino para devolver al móvil su funcionamiento habitual.

Otras noticias sobre...