La personalización del fondo de pantalla es uno de los aspectos más básicos en todos los sistemas operativos modernos. En este artículo te explicamos cómo puedes hacer que el fondo de pantalla de tu ordenador con Windows 10 cambie de forma automática. Se trata de un truco bastante sencillo, pero que puede ayudarte a mejorar la estética de tu equipo.

Con Windows 7 se introdujo una función, que permite que el fondo de pantalla establecido en un sistema operativo cambie de forma automática cada cierto tiempo. Gracias a esta nueva función, podremos seleccionar un conjunto de imágenes para que se vayan alternando de forma automática.

Configurar el cambio automático del fondo de pantalla en Windows 10 es un proceso bastante sencillo, a continuación, te explicamos todos los pasos que debes seguir.

El primer paso es hacer clic con el botón derecho del ratón sobre escritorio de Windows 10 y entrar en la opción “Personalizar“.

Con ello se nos abrirá la herramienta para configurar el fondo de pantalla en Windows 10. La opción que nos interesa es “Fondo”. No tenemos más que hacer clic en el recuadro para abrir el menú desplegable y elegir la opción “Presentación“.

El siguiente paso será elegir la carpeta que contiene las imágenes que queremos añadir a la presentación del fondo de Windows 10. Serán estas imágenes que seleccionemos, las que vayan alternando como fondo de pantalla en nuestro ordenador.

La herramienta de configuración del fondo de Windows 10, también nos permite establecer si queremos que las imágenes se vayan sucediendo en un orden aleatorio. Si no activado si no seleccionamos esta opción, las imágenes se sucederán en el orden en el que las tenemos guardadas dentro de la carpeta que hemos seleccionado.

Otra opción que Windows 10 pone en nuestro alcance, es seleccionar cada cuánto tiempo queremos que cambie el fondo de pantalla de Windows 10. La función nos permite escoger un intervalo de tiempo que va desde un minuto hasta un día. Dependiendo de la cantidad de imágenes que tengamos, nos interesará más o menos que cambien cada poco tiempo o cada mucho tiempo.

Algo que hay que tener en cuenta, es que hacer que el fondo de pantalla de Windows 10 cambie de forma automática, consume mayor cantidad de energía, algo que no es un problema en un ordenador de escritorio, pero sí que es algo que debemos tener en cuenta si usamos un portátil.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...