No es la memoria USB más pequeña del mundo. Tampoco resiste tensiones nucleares como algunos pendrives superresistentes. Pero la PQI i210 mide sólo 2,7 mm de grosor y puedes tirarla en un charco sin que se dañen los datos guardados, ya que es resistente al agua. Su carcasa también está preparada para el polvo, las vibraciones y pequeños golpes y lleva un agujero en la parte superior para colgarla del llavero.

Exactamente la misma idea que el Super Talent Pico C, pero más delgada y ligera, ya que pesa sólo 1,35 gramos. Sus dimensiones se completan con 29,6 mm de altura y 12,3 de altura, y está disponible en azul y amarillo chillón.

En cuanto a la capacidad interna, existen versiones de 2 y 4 Gigabytes. En España Flamagas distribuye estos pendrives por 15 y 23 euros, respectivamente.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...