Para qué llevar encima el disco duro si podemos acceder a su contenido a través de Internet. Ésa es la premisa de la nueva referencia en el catálogo de LaCie. Aunque no sea tan portátil como el LaCinema Rugged, la ventaja del Internet Space es que puede utilizarse remotamente desde la web. Y además es muy fácil utilizarlo con tu videoconsola o el reproductor multimedia de turno.

El disco se conecta a la red a través de su puerto Ethernet. Para navegar por sus carpetas desde otro equipo hay que entrar en el portal HomeLaCie e introducir nuestro nombre de usuario y contraseña. Esto nos dará acceso exclusivo a los archivos almacenados, que pueden presentarse de forma muy intuitiva para el usuario. Por ejemplo, se pueden visualizar las fotografías en modo presentación o descargar las canciones que tengamos en la librería de iTunes. Además de cargar o descargar los contenidos, también es posible compartirlos con otros usuarios de la comunidad.

Para conectarlo a otros dispositivos es necesario que sean compatibles con los protocolos DLNA y UpnP. Puede ser la consola de videojuegos, un disco duro multimedia o incluso un teléfono móvil avanzado. El caso es que podremos reproducir archivos de vídeo y música alojados en el disco. El ordenador puede estar apagado, tanto si establecemos la conexión mediante la red local como si lo hacemos desde Internet. Pero, lógicamente, sí es necesario que el disco duro y el router estén encendidos.

El LaCie Internet Space también dispone de un puerto USB adicional para conectarlo a otro disco duro. Resulta especialmente útil en combinación con la aplicación MySafe incluida, para realizar copias de seguridad de los archivos en otro disco de respaldo. Funciona en Windows XP, Windows Vista y Mac OS X.

Y para finalizar, presenta un atractivo aspecto minimalista en blanco reflectante. Tan reflectante que apenas se deja ver en las fotografías. Acualmente se encuentra disponible en la página web de LaCie, con dos versiones de diferente capacidad de almacenamiento. El Internet Space de 500 gigabytes cuesta 170 euros, mientras que el de un terabyte sale por 230 euros.

Vía: TechDigest

Otras noticias sobre... ,