Son pequeñas, se pueden llevar en un bolsillo y sacan fotos y vídeos de calidad sencillita. No. Nos referimos a la cámara que acompaña cualquier móvil actual. Estamos hablando de la última locura, perdón, apuesta de Sony por las videocámaras sencillas. Estamos hablando de las Sony MHS-PM1 y MHS-CM1, dos videocámaras de bolsillo, especialmente hechas para los más jóvenes. Si por algo destacan estos dos juguetes, es por ser prácticos y manejables. Un aspecto muy positivo a la hora de llevar encima cacharros lo más ligeros posible. Las dos videocámaras son capaces de grabar vídeos a 1.440 x 1.080 megapíxeles y a 30 fps, además de hacer fotos de cinco megapíxeles de resolución.


El modelo Sony MHS-CM1 es mucho menos compacto que el PM1, ya que cuenta con una pantalla de 2,5 pulgadas. Lleva también un zoom digital de cinco aumentos y funciona con tarjetas de memoria Memory Stick Pro Duo. La videocámara, que estará disponible en los colores naranja, violeta y plata, costará 152 euros.

Por lo que respecta a la videocámara Sony MHS-PM1, hay que decir que estamos delante de un modelo para llevar en el bolsillo. Está hecho para los usuarios más prácticos, que se dedican a crear vídeos y a subirlos directamente a YouTube. Cuenta con un zoom digital de cuatro aumentos y una lente que gira de forma vertical hasta 270 grados. La pantalla, en este caso, es mucho más reducida y está limitada dentro de las dimensiones del propio aparato, cosa que la hace muy parecida a la Kodak Zi6. La diferencia de precio con la CM1 no es demasiado significativa. Podremos comprarla al precio de 130 euros, a partir del próximo mes de abril.

Vía: Xataka

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...