¿Que hace un mono sentado al lado de tu ordenador? Es la típica pregunta que harán tus amigos al ver que tienes la Monkey USB Cam conectada a tu máquina. Pues bien, el asunto no es tan raro. Y es que este mono de peluche, además de serlo, lleva una webcam instalada en la panza para que puedas realizar videoconferencias con un toque más selvático.

La cámara funciona mediante conexión USB y puede hacer fotografías a una resolución máxima de 800×600 píxeles. A la hora de grabar vídeos, tenemos la posibilidad de elegir entre 15, 20 o 30 fotogramas por segundo y conseguir secuencias en calidades de 800×600, 640×480 o 320×240 píxeles, respectivamente.


Sus dimensiones son de 16 centímetros de diámetro por 18 de alto y cuenta con un peso aproximado de 130 gramos. Pero si la vertiente primate no es de tu agrado, siempre puedes probar con la Giraffe USB Cam, otra webcam de las mismas características pero con forma de jirafa. En cualquier caso, la Monkey USB Cam está a la venta en la tienda de USB Geek al económico precio de 25 dólares o 20 euros al cambio actual.

Vía: Softpedia

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp