Asus anda muy centrada en sus ultraportátiles o netbooks, como el reciente Asus Eee PC 1000HE. Pero, eso no significa que se olvide de los ordenadores portátiles de toda la vida. Bueno, quizás un poco más grandes y pesados de lo habitual, debido a que el Asus F70SL y el Asus X61SL están equipados con pantallas de 17 y 16,3 pulgadas respectivamente, con formato panorámico 16:9 y retroiluminación LED. Esto los hace apropiados para el entretenimiento multimedia, sea en videojuegos o con películas de alta definición. Pero, eso sí, con un peso pesado que los hace incómodos para sacarlos a pasear.

El Asus F70SL es el mejor dotado de la pareja. Con una resolución de 1.600 x 900 píxeles, este equipo trae consigo un procesador Intel Core 2 Duo P8400 que trabaja a 2,26 gigahercios. A su vez se apoya en sus cuatro gigabytes de memoria RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 9300 GS de 512 megabytes. Posee 500 gigabytes de almacenamiento repartidos en dos discos duros y una unidad óptica DVD Super Multi. Su batería de ocho celdas promete una larga autonomía, teniendo en cuenta las exigencias de su componentes.

Por su parte, el Asus X61SL tiene una definición máxima de 1.366 x 768 píxeles. Este modelo se sirve de un procesador Intel Core 2 Duo T6400 a dos gigahercios, tres gigabytes de memoria RAM y una tarjeta gráfica ATI Radeon HD4570. También cuenta con una unidad DVD Super Multi, pero para guardar los datos emplea un único disco duro de 250 gigabytes. La batería que lleva incorporada es de seis celdas.

Ambos disponen de conectividad Wi-Fi (para entrar en Internet a través de redes inalámbricas) y Bluetooth (principalmente para transferir archivos desde teléfonos móviles), aunque la cámara web integrada para videoconferencias es opcional en el Asus X61SL. Cuentan con una salida de vídeo HDMI exclusiva para aparatos de alta definición. Y para alegría de los jugones, cuenta con un teclado numérico. Su inclusión ha sido posible gracias que existe una menor separación entre las teclas, que esperemos no sacrifique la comodidad en las pulsaciones.

El sistema operativo que viene instalado de fábrica es Windows Vista. Sin embargo, disponen de un modo llamado Express Gate, con el cual es posible iniciar aplicaciones de uso habitual (como Skype o el reproductor de música) sin necesidad de arrancar todo el sistema.

Pese a las diferencias de tamaño, los dos ordenadores están protegidos por el mismo tipo de carcasa gris y aburrida. No obstante, el salto de uno a otro queda reflejado tanto en su peso como en el precio definitivo. Así, el Asus F70SL (que llegará en abril) presenta un poco atractivo peso de 4,10 kilogramos, y se venderá a un precio de 1.100 euros. En cambio, el Asus X61SL (disponible desde este mismo mes) es más manejable con sus 2,85 kilos, con un coste de 840 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...