De todos es sabido que los grandes televisores de plasma tienden a consumir más energía que el puente de mandos de la nave Enterprise. Los fabricantes están haciendo propósito de enmienda en sus modelos más recientes. Es el caso de Sharp, que acaba de presentar una nueva rama de la familia ecológica de televisores LCD Aquos. Se trata de la serie DH77E. Sus integrantes ofrecen tecnología 100 Hercios, sintonizador TDT-HD MPEG4 y están disponibles en tamaños de 32, 42, 46 y 52 pulgadas.


Todos los modelos de la gama Sharp DH77E tienen en común el modo eco. Se trata de una función, activable desde un botón del mando a distancia, que reduce entre un 15 y un 20% la retroiluminación de la pantalla cuando no la creamos necesaria como en el caso de que estemos viendo una película con las luces apagadas. En cualquier caso, los televisores Sharp también cuentan con el modo OPC (Control Óptico de la Imagen), que consiste en un sensor de luz integrado que adapta automáticamente la luminosidad de fondo de la pantalla en función de la intensidad de la luz de la estancia.

Entre el modo eco y el sensor de luz, los diferentes modelos de la gama Sharp DH77E reducen considerablemente el consumo energético respecto a los televisores convencionales. El modelo de 32 pulgadas, por ejemplo, sólo utiliza 142 vatios en funcionamiento normal, mientras que su hermano mayor de 52 pulgadas consume 252 vatios y ambos consumen tan sólo 0,2 vatios en modo reposo (stand by).

Aparte de la conciencia verde y del bajo consumo, la serie DH77E ofrece resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles, una velocidad de respuesta del panel de 4 milisegundos, tecnología de imagen de 100 Hercios y sintonizador  de TDT integrado con compatibilidad MPEG4. Los modelos más altos de gama de 42, 46 y 52 pulgadas cuentan también con una relación de contraste dinámico de 50.000:1, mientras que el de 32 pulgadas, tan sólo alcanza 30.000:1. En cualquier caso, el contraste dinámico es un dato tan fiable como el zoom óptico de las cámaras digitales. Así que, como es habitual, os recomendamos probar cada televisor en la tienda para comprobar si el negro es realmente negro o sólo un gris marengo.


En cuanto a conexiones, los Sharp DH77E cuentan con tres entradas HDMI y un puerto USB al que se puede conectar cualquier lápiz de memoria o disco duro para reproducir JPG o MP3. Si ya contáis con algún dispositivo Sharp en casa, el sistema Aquos Link os permitirá controlar varios dispositivos con un único mando a distancia. Los precios de estos nuevos televisores son de 1.000 euros para el modelo de 32 pulgadas, 1.300 euros el de 42 pulgadas, 1.700 el de 46” y finalmente 2.500 euros para el descomunal modelo de 52 pulgadas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,