Que los niños nazcan más inteligentes y sensibles. Es la primera pretensión del Blaby, un prototipo de cinturón diseñado por el canadiense Geof Ramsay. Se adapta a la barriga de las mujeres embarazadas y lleva incorporado un reproductor MP3 en el que podemos añadir cualquier melodía vía USB. La idea es hacer sonar la música y probar el archiconocido Efecto Mozart“, al que se llega después de escuchar la hermosa sonata para dos pianos en re menor K448, firmada por el mismo compositor austriaco.



El Blaby es capaz de reproducir archivos en MP3 y grabar la voz de los padres para que el bebé pueda notar las vibraciones. Y es que al parecer, el líquido amniótico en el que está sumergido no le permite escuchar ni una sola nota musical. Eso sí, las relajantes vibraciones de la música clásica llegarán al bebé a través de tres altavoces vibrantes incluidos en el interior del cinturón.

Pero las madres tendrán que esperar, puesto que el Blaby sigue siendo un prototipo que todavía está sobre la mesa de Geof Ramsay, a la espera de salir al mercado. Las gestantes que quieran relajar a sus futuros retoños, también pueden optar por la LTK-2000, una estación de terapia cuyos efluvios musicales y aromáticos también son capaces de amansar a cualquiera.

Vía: Gizmodiva

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...