A partir de ahora, que a alguien le den calabazas no tiene porqué ser malo. Al menos, desde que la firma japonesa Bird Electron ha diseñado Hyoutan, unos altavoces para iPod con la misma forma del fruto que llevan los peregrinos en el camino de Santiago.

Fabricado con materiales naturales, además de leer el dispositivo de Apple es compatible con otros reproductores de música. Pueden conectarse a una fuente de alimentación ordinaria y colgarse del techo para un mayor efecto decorativo. De hecho, viene con un cable de cinco metros. Su tamaño oscila entre los 20 y los 30 centímentros de alto y los 56 y 70 milímetros de circunferencia.

En cuanto al radio de frecuencia, va desde los 20 Hz a los 20.000 Hz. Admite la conexión de un amplificador digital, aunque se vende por separado. Y le haría falta, puesto que la potencia de los altavoces es de sólo 3 W. Es decir, cada calabaza ofrece 1,5 W.

Lo cierto es que se trata de una gran carencia, aunque a ojos de muchos es posible que quede suplida gracias a su diseño. Al fin y al cabo, su aspecto natural lo aleja del diseño frío y en exceso tecnológico de otros altavoces, como el de los Scandyna Smallpod. Se encuentra disponible en la Web Geek Stuff 4 U y su precio es de 18.500 yenes, unos 140 euros al cambio.

Vía: Decoracion 2.0

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...