¿Cuántas veces ha sucedido que algún gadget se queda sin batería y no hay ningún enchufe en los alrededores? Un problema que acucia sobre todo a los viajeros. Con idea de remediar la incómoda situación, la marca Duracell, de la multinacional estadounidense Procter & Gamble, ha creado dos cargadores portátiles. Uno para el coche y otro que funciona con pilas para usar en cualquier lugar. Se tratan de Duracell USB Charger y Duracell My Pocket Charger.

La idea es proporcionar autonomía en los casos en los que no se pueda conectar el dispositivo a la corriente ordinaria, al ordenador o a cualquiera que sea su medio de recarga. Duracell USB Charger ofrece una potencia de cinco voltios y ha sido pensado como accesorio para el coche. Por un lado, tiene la típica forma cilíndrica para conectarlo al mechero del coche. Por el otro, una salida USB para poder conectarle cualquier dispositivo que lleva cable USB. Ya sea un GPS, un móvil, un MP3 o una cámara, por poner algunos ejemplos.

Por su parte, My Pocket Charger requiere para su funcionamiento dos baterías AA y tiene la ventaja de ofrecer independencia completa. Si se dispone de las pilas, claro. Cuenta con un puerto micro USB, uno mini USB y un conector compatible con los omnipresentes productos de Apple.

Es posible adquirir My Pocket Charger en la web de Duracell por 17 dólares, unos 13 euros al cambio. Sin embargo, aún no se conoce ni el precio ni la fecha de salida del USB Charger.

Vía: Slash Gear

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...