Hay quien ha nacido para cumplir una misión en este mundo. Hay otros que deberán cumplirla fuera de él. Este es el caso de Roony, un robot que parece una simple araña, pero que está fabricado para construir casas o habitáculos de emergencia en territorio lunar. El diseño del primer prototipo ha llegado desde la Universidad de Mälardalens (Suecia), en colaboración con Mikael Genberg, un artista algo arriesgado que reside en el mismo país.

La estructura de Roony no es demasiado alentadora. De hecho, sus andares lucen algo ortopédicos y nada de su aspecto parece dar señales de que estamos ante el mejor paleta robótico del siglo XXI. A su lado compite Saya, la robot recepcionista o Paro, un robot foca que parece estar vivo. Aun así, el vídeo de presentación ha dado a conocer la faceta más práctica de Roony. El robot es capaz de lanzar sobre el territorio una casita de montaje automático como la Moon Base Two, un parapeto hinchable que llegará hasta la Luna.

Por lo visto, el aparato todavía está en el taller de los catorce estudiantes que colaboran en el proyecto, a la espera de ser lanzado. Por lo visto, Genberg tiene la ilusión de que Ikea patrocine la idea y lleve a cabo algunas de las tareas de fabricación del aparato. Si la cosa se resuelve con éxito, se estima que en 2012 Roony podría montar la primera choza en la luna. Y quién sabe, si dar el pistoletazo de salida a la especulación en el satélite.

Vía: RobotLiving

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...