Esta memorias USB va de palo y se anda por las ramas. La empresa británica FlashSticks ha creado las Flashsticks (valga la redundancia), unas memorias USB con forma de palo o, más bién, de palo, porque están hechas de auténticas ramas de madera. El regalo ideal para amantes de la naturaleza y ecologistas en general porque, salvo los componentes electrónicos, todo su proceso de fabricación es natural.

Los creadores de las Flashsticks recogen ramas caídas de los bosques de Berkshire, en Inglaterra. Ningún árbol es dañado para la elaboración de las memorias. En su web no especifican el tipo de madera utilizado aunque, por las imágenes, podría tratarse de abedul, una madera muy apreciada por su dureza y suavidad. Tras seleccionar las ramas apropiadas y cortarlas en piezas de unos ocho centímetros, se dejan secar de forma natural. Después de perforan para albergar los circuitos, se liman y se les aplica un tratamiento de cera de abeja para sellar la madera y suavizarla.

Cada Flashstick es distinta. Algunas tienen pequeñas protuberancias o ramitas y otras son más lisas. Flashstick fabrica sus memorias en una capacidad única de 2 Gb y son compatibles con USB 2.0. Quizá la única pega es que no tengan capucha de madera para proteger el conector. El extremo queda cubierto tan sólo por una pequeña pieza de plástico. Cada Flashstick cuesta 17,50 libras (20 euros) gastos de envío a Europa incluidos.

Vía: Techdigest

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...