Brando HM-181 es un reproductor feo como un ordenador destripado, que sirve para ver contenidos multimedia en el televisor. Aunque por su aspecto parece cualquier otra cosa menos un reproductor. Esta tosca cajita permite conectar varios dispositivos. Desde memorias USB hasta discos duros internos, pasando por tarjetas de memoria. Cualquier fuente de contenidos es válida para pasar unas horas entretenidos frente al televisor.

El uso del Brando HM-181 es básicamente el ya descrito. Por un lado, admite discos duros convencionales de 2,5 y 3,5 pulgadas mediante conexión SATA. De este modo se podrán conectar discos, tanto de ordenadores portátiles como de sobremesa. Un puerto USB permite la conexión de un pendrive. También se pueden usar tarjetas SD y SDHC mediante el lector de tarjetas de memoria que incorpora. Tan simple como pulsar el botón de reproducción para escoger qué es lo que queremos ver en el televisor.

Pero si algo bueno tiene, es la compatibilidad con gran cantidad de formatos. El Brando HM-181 reconoce los más comunmente utilizados. Tanto en vídeo (MPG, MPEG, VOB, AVI, MP4 y DivX) como en audio (MP3, AAC, WMA, WAV, AC3 y MPA). La reproducción de cualquier contenido descargado de Internet está asegurada. Incluso si no está en un idioma comprensible para nosotros, incluyendo soporte para subtítulos (SRT, SUB, SMI, TXT, SAA y SSA). No podemos dejar de lado la visualización de fotografías, en formato JPEG.

Las conexiones del propio reproductor tampoco son algo complejo. Se puede escoger entre un cable para transportar la señal a un euroconector. O bien, la más recomendable, la conexión mediante un cable HDMI. De esta forma se podrá aprovechar al máximo la calidad de formatos en alta definición (1080i). Hay que tener presente que la calidad de visionado siempre dependerá del archivo reproducido. Sólo será necesario un cable más, el de alimentación eléctrica. Por lo que el montaje no es demasiado complicado.

Como añadido, el Brando HM-181 tiene una conexión USB de salida para ordenadores. Totalmente compatible con Windows y Mac OS. Si bien su función principal es la de reproductor multimedia, no se limita a ella. La conexión USB permitirá usarlo como adaptador. Y así volcar datos hacia o desde un ordenador al medio de almacenamiento conectado en el mismo.

Y como no puede ser de otra manera, en estos casos la comodidad es algo que siempre se valora. Los controles del reproductor se sitúan en un pequeño panel superior. A pesar de todo, el Brando HM-181 se suministra con un mando a distancia para que no tengamos que despegarnos del sofá.

El reproductor ya se encuentra disponible en la página web de Brando al módico precio de 69 dólares (aproximadamente 50 euros al cambio actual).

Vía: Brando

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...