Ofrece sonido estéreo de alta fidelidad. El último amplificador de la firma japonesa  Yamaha es el Yamaha AS700, un equipo de calidad con un precio razonable pensado para  el aficionado exigente que quiere montarse un equipo Hi-Fi en casa. Eso sí. Un equipo conectado al MP3, al ordenador,  al televisor o a la fuente que queramos. La diferencia con otros compactos, bases para el iPod se comprende a la perfección en el momento en que lo escuchamos por primera vez.

El AS700 es un equipo de gama media alta, con una potencia de salida RMS de 2×90 watios que pueden subir hasta un máximo de 145 watios para una impedancia de 8 ohmnios. El equipo cuenta con una tecnología llamada Top Art que contribuye a lo que en Yamaha denominan “Pureza total en la reproducción de audio”, en otras palabras, a eliminar cualquier artefacto o sonido no incluido en la música, sobre todo cuando se escucha a volúmenes elevados.


El sistema se completa con modos Pure Direct y CD Direct que sirven para amplificar directamente estas fuentes y asegurar la limpieza del sonido que llega a través de ellas. El equipo también cuenta con control de Loudness variable y es capaz de alimentar altavoces de baja impedancia.

La estructura del AS700 está íntegramente construida en aluminio, panel frontal y botones incluidos, para evitar cualquier tipo de resonancia derivada del propio sonido que es capaz de procesar. Como es habitual en estos equipos, el AS700 es bastante pesado (10,9 kilos). Sus dimensiones son de 435 x 151 x 382 mm.


En el apartado de conexiones, el Yamaha AS700 cuenta con una completa gama de conectores bañados en oro, no por lujo, sino porque este metal es el que mejor transmite la señal de audio. Entre ellos destaca una doble entrada de micrófono que permite seleccionar sólo una de ellas o las dos simultáneamente (A, B o A+B). El control de volumen del equipo está motorizado y puede manejarse también desde el mando a distancia.

La única concesión no funcional al diseño es el selector de canales, que incorpora un LED para distinguirlo del resto de controles. Pese a su potencia, este amplificador no es especialmente derrochón con la electricidad y en modo standby sólo consume 0,1 vatios. El Yamaha AS700 es relativamente barato para tratarse de un equipo de muy alta fidelidad pero sigue costando sus buenos 560 euros y ya está disponible en negro y plata.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,