Normalmente los productos etiquetados como ecológicos simplemente tiene una o dos prestaciones de ahorro de energía o utilizan componentes fabricados a partir de algún material reciclado. La nueva línea de televisores LCD Bravia Eco de Sony son una excepción por la cantidad de tecnologías destinadas al ahorro de energía que incorporan, especialmente su modelo WE5.

Los Sony Bravia Eco están disponibles en dos modelos de 40 y 46 pulgadas y colores blanco y negro. Todos ellos están equipados con sintonizador de TDT de alta definición compatibles con el formato MPEG4 AVCHD. En otras palabras, no necesitan actualizar su sintonizador o depender de uno externo ahora que parece que las emisiones de TDT en HD comienzan a despegar.


La recepción de canales de televisión comienza a ser sólo una prestación más para los grandes televisores LCD. Los Bravia Eco también ofrecen certificación DLNA para conectarse a equipos multimedia. Este estándar les permite reproducir archivos en formato digital provenientes de otros equipos de la casa.

Sony ha potenciado su sistema de menús, llamado XMB para que no haya problemas a la hora de bajarse un archivo DivX y verlo en el televisor simplemente conectando un pendrive al puerto USB. Si disponemos de algún portátil Sony con salida HDMI, la tecnología Bravia Sync permite además controlar ambos dispositivos con el mismo mando a distancia. Nada fuera de lo normal. Como siempre, la firma japonesa promueve la comunicación interna entre los equipos propios.

Los Sony Bravia Eco también ofrecen conexión a Internet vía Ethernet (lástima que no fuera WiFi). Aquí entra de nuevo el menú XMB, desde el que existen varios widgets sencillos para mostrar información de diversas fuentes RSS. Evidentemente, los Bravia Eco son televisores LCD FullHD 1080p. Aparte de eso, integran el nuevo motor Bravia Engine 3 con tecnología Motionflow a 100 hertzios, que trata la señal de cada píxel por separado.


El tema ecológico, con el que comenzábamos el post empieza por la peana, fabricada en un 100% a base de plásticos de Yogur. Si sólo fuera esto, la conciencia verde sería algo testimonial, pero los Bravia Eco integran varias tecnologías de ahorro de energía muy útiles. Para empezar, el televisor encendido a todo trapo sólo consume 120 watios, apenas un poco más que una bombilla de las de antes. Esto es posible gracias a los numerosos ajustes que ha hecho Sony en la retroiluminación de sus televisores.

La gama cuenta también con un interruptor de apagado total que no consume nada en absoluto. Esto, en mi pueblo, se llamaba “power off” y, curiosamente, es un botón que ha dejado de existir en los modelos de televisor más recientes. No está mal que lo reincorporen.

Para continuar salvando árboles, los nuevos Bravia detectan la iluminación ambiental de forma automática y ajustan la luminosidad de la pantalla en consonancia. Esto no es tan raro. Esto es algo que ya tienen otros muchos televisores de última generación.

Lo raro es un sistema de detectores de movimiento y calor corporal que desconectan el equipo si no detectan presencia humana o si la citada presencia se ha quedado frita en el sofá viendo documentales de La2. Hasta ahora, evtar que el televisor se quedase encendido en plena siesta sólo dependía de que pusiéramos el modo temporizador. Cualquier tecnología que automatice el proceso es bienvenida. De momento, se desconoce la fecha de comercialización o precios de estos televisores verdes.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,