Un poco más de medio kilo y el tamaño de un libro. Esa es la primera línea de la carta de presentación del Acer K10, un miniproyector de imágenes que puede convertirse en el compañero ideal de un ordenador portátil para presentaciones de trabajo o incluso para ver cine allá dónde vayamos.

Además de su pequeño tamaño (127 x 122 x 48,5 mm y 550 gr) el K10 utilza una tecnologia DLP mediante LED que alcanza una capacidad de iluminación de 100 lúmenes con contraste 1000:1 y una vida útil de 20.000 horas.

La resoución nativa de este proyector no es muy alta (SVGA a 858 x 600) y, aunque es capaz de soportar resoluciones XGA (1,280 x 1,024), o WXGA+ (1,440 x 900), no es el dispositivo más indicado para una fuente de alta definición. Con todo, este pequeño proyector es capaz de escalar imagen desde fuentes de vídeo en HD a 720p o 1080i. La capacidad de gestión de color alcanza unos satisfactorios 16,7 millones de colores.

En cuanto a su alcance, el Acer K10 puede emitir imágenes de hasta 1,5 metros de diagonal a una distancia máxima de 2,4 metros. Suficiente para la mayor parte de los usos que pueda dársele. El proyector no dispone de zoom digital aunque si puede ser usado para proyecciones en el techo o desde la parte trasera de una pantalla de proyección.

En el apartado de conexiones, el K10 sólo dispone de salidas VGA, de vídeo compuesto y de vídeo por componentes. No ofrece HDMI, aunque tampoco es necesario dado que no alcanza resoluciones HD. El ratio de aspecto nativo del proyector es 4:3 aunque puede emular sin problemas los 16:9 tan habituales en el cine.

El K10 también consume poca electricidad, tan sólo 55 watios en funcionamiento, y cuenta con la ventaja de que su adaptador de corriente es el mismo que el de los ordenadores portátiles Acer, lo que nos evita cargar con más cables de los necesarios si disponemos de un equipo de esta marca.

Aparte de aumentar su vida útil, la tecnología LED le permite calentarse menos, no depender tanto de ventiladores y, por lo tanto, ser más silencioso. En ningún momento se superan los 28 decibelios de zumbido en funcionamiento. El Acer K10 ya está disponible a un precio de 425 euros. Para los que tengan curiosidad, las lámparas de recambio del proyector cuestan algo más de 200 euros. Afortunadamente están sujetas a una garantía de 90 días.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,