El PT-D5000 de Panasonic es el último proyector presentado por la compañía e incorpora un sistema de imagen basado en tecnología DLP de un solo chip. Esto le permite ofrecer imágenes con aspecto 4:3 de alta calidad, nítidas y con los bordes bien perfilados. Tiene una resolución de 1024 x 768. La separación entre colores es adecuada. Alcanza una luminosidad de 5000 lúmenes, probablemente excesiva para un entorno doméstico, pero suficiente para ofrecer un visionado de calidad incluso en salas tanto en penumbra como bien iluminadas. Es una máquina que se encontrará totalmente a gusto en salas de conferencias, aulas universitarias, espacios públicos como galerías de arte, y en aplicaciones de publicidad dinámica. Puede ofrecer una diagonal de entre 50 y 600 pulgadas. Los expertos de la casa afirman que su imagen es hasta un 145% mejor que la del resto de los modelos del mercado

En buena parte, su rendimiento de vídeo se debe a la tecnología de convergencia de luz, muy eficaz, pero también en el diseño del círculo cromático. Por otro lado, incorpora tecnologías recién creadas, como un sistema específico de modulación de la iluminación de la lámpara que la casa ha combinado con un motor de control de color que busca el mayor realismo posible en la reproducción de las imágenes. Por fin, destaca el filtro de proceso de detalle, que mejora la profundidad y perfila con precisión hasta los detalles más pequeños. Esto aporta una cierta tridimensionalidad a las imágenes

El operador del proyector se va a encontrar con una máquina sumamente amigable que le permitirá ofrecer imágenes libres de distorsión prácticamente desde el primer momento. Esto es posible porque ofrece un una elevada capacidad de ajuste de la lente tanto en horizontal como en vertical. Por cierto, esos ajustes se pueden llevar a cabo directamente desde el mando a distancia. Es una máquina preparada para su instalación en cualquier tipo de montaje. Por ejemplo, se puede colocar boca abajo, porque la imagen va a seguir presentándose en la posición habitual.

La conectividad del aparato es la habitual. Dispone de conector DVI, dos RGB, vídeo compuesto, y S-Video. También tiene una conexión de red LAN, que permite la activación de forma remota. Así, el proyector puede aprovechar esa misma red para enviar correos electrónicos con mensajes de estado como, por ejemplo, que se acerca el final de la vida útil de una lámpara.

El PT-D5000 de Panasonic tiene un buen número de prestaciones profesionales. A través de la aplicación “Multi Projector Monitoring & Control”, se puede programar el encendido y apagado automático del proyector. Por otro lado, incorpora un sistema de iluminación dual, que no sólo permite incrementar la luminosidad, sino que además ofrece una fiabilidad 24/7. Si se funde una lámpara, el proyector seguirá funcionando con la otra. De hecho, en ciertas aplicaciones, la máquina repartela carga de trabajo entre una y otra lámpara para aumentar la duración. Semejante conjunto de aplicaciones profesionales no podía costar barato. El precio del proyector es de 6.200 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,