Para muchos críticos esto no es más que un aparato para frikis del sonido, pero se equivocan. En realidad es una cuestión generacional. Para aquellos que ya peinan canas es una especie de navaja suiza del audio. El LP-R550 de Teac es un aparato polivalente a la vez que económico, que integra muchas funciones, pero sobre todo compatibilidad con algunos formatos y soportes de sonido que son ya poco habituales. Por eso resulta tan adecuado para personas con grandes colecciones de música, que además son un poco heterogéneas desde el punto de vista del soporte.

El LP-R550 incorpora un reproductor y grabador de cintas de casete. A estas alturas de la película, quedan pocas cintas en servicio, y además resultan muy difíciles de encontrar en el mercado, pero todavía sobreviven algunos usuarios. Lo mismo puede decirse del plato para discos de vinilo. Ya no es un producto habitual en el mercado, y se mantiene sobre todo en manos de aficionados y de coleccionistas, pero Teac no ha escatimado en el giradiscos que ha instalado en este aparato. Es capaz de trabajar con las tres velocidades tradicionales de 33, 45 y 78 revoluciones por minuto, y además dispone de función de autoretorno que hace que el brazo regrese a la posición de descanso una vez que ha llegado al final del disco.

Quizá la función más interesante es la presencia de una grabadora de discos CD. Por sí sola  es de poca trascendencia, pero en combinación con el plato para discos de vinilo, es otra cosa, porque permite pasar a digitales las colección de viejos discos que se van deteriorando con el tiempo y con cada reproducción. Por fin, y para completar una dotación de por sí completa, incorpora una radio con Onda Media y Frecuencia Modulada. Lo dicho, los adolescentes adictos al MP3 no sabrán qué hacer con este cajón, mientras que los más veteranos sabrán apreciarlo mucho más.

La japonesa hace honor al enorme prestigio que tiene como marca, creando un producto de sonido completo. Es por eso que todas estas funciones van instaladas en una caja donde hay además un pequeño amplificador que se conecta a dos altavoces situados en el frontal del aparato, y que son capaces de ofrecer 3,5 W por canal. No es potencia suficiente para despeinarse, pero si se coloca el aparato en una mesita auxiliar en un despacho, a corta distancia del oyente, no sólo podrá manipular todos los botones y las funciones, sino que además escuchará la música con una cierta calidad. De todas formas, tiene mando a distancia.

Es cierto que en el mercado hay otros dispositivos que permiten pasar desde disco de vinilo a CD, pero ninguno de ellos ofrece la calidad de sonido del LP-R550 de Teac. Lástima que no tenga un puerto USB. Sale a la venta, sólo en Japón, por un precio cercano a los 700 euros.

 Via: Coolest Gadgets

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...