Con una capacidad de almacenamiento de 80 y 160 GB. Las nuevas unidades de estado solido de Intel suponen una evolución sobre sus predecesoras. Fabricadas con tecnología de 34 nanómetros, las unidades SSD X25-M y X18-M permiten una mayor densidad de almacenamiento. Al mismo tiempo, reducen sus costes de fabricación. Algo que se deja notar en sus precios finales de venta.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Los X25-M y X18-M sólo conservan el nombre de los antiguos modelos de los que toman el relevo. Ambos con unas medidas de 2,5 y 1,8 pulgadas. Tal y como expresa su propia nomenclatura.


Incorporan interfaces SATA que conecta el ordenador con diez canales de memoria paralelos. De este modo, el acceso a la información es mucho más rápido. Según Intel, los nuevos SSD basados en memorias NAND proporcionan una reducción en la latencia de un 25%, siendo ésta de 85 microsegundos. Por lo que el acceso es el más rápido hasta la fecha.

Del mismo modo, la velocidad de escritura aleatoria de datos en la memoria del dispositivo también ha aumentado. Hasta duplicarla en ambos modelos.  Todos estos datos indican que los X25-M y X18-M alcanzan una tasa de transferencia de datos sostenida de hasta 250 MB/s para lectura y hasta 70MB/s en escritura. Por el momento, Intel solo ha facilitado el precio del X18-M que asciende a los 225 dólares (158 euros). Está previsto que ambas unidades SSD lleguen al mercado en los próximos días.

Vía: Engadget

Otras noticias sobre...