yamaha pdx-30_pink_front a

Más de un ego masculino se tambaleará al borde del abismo al ver esta base PDX-30 para iPod, de Yamaha. La japonesa no se ha prodigado demasiado a la hora de crear complementos para el reproductor de Apple, pero a la hora de buscar una parcela de mercado ha decidido jugarsela con un público diferenciado. Por eso ha sacado una base tan rosa, con una estética dirigida claramente a un público femenino tanto adulto como adolescente. Y para cubrirse las espaldas con otros grupos de población, lo ha sacado también en negro, blanco y gris.

La base PDX-30 incorpora una electrónica con la calidad habitual en la casa, pero en este caso calibrada para trabajar con archivos comprimidos. Tiene cuatro altavoces, 2 de graves de 3,25 pulgadas, y dos de medios y agudos de 1,24. Entre todos ellos, son capaces de ofrecer 15 W por canal, y sin distorsión en toda la escala de volumen. Sin embargo, se echa en falta control sobre graves y agudos. Por suerte, las ecualizaciones activadas en el reproductor iPod, tienen efecto sobre el sonido de este aparato

yamaha pdx-30_pink_top b

Aunque la casa insiste en que se trata de un dispositivo portátil, es bastante grande, suficiente para dejarlo en casa sobre un mueble. Al llegar a casa basta enchufar el dispositivo portátil de tipo iPhone o iPod. Se trata de un diseño dedicado. En la parte superior está la cuna donde conectar el dispositivo portátil, y un par de teclas de volumen, para subirlo y bajarlo. Ninguna otra tecla, y sobre todo, ninguna otra conexión. En la parte trasera no hay entradas USB ni puertos para tarjetas de memoria, ni mucho menos entradas de línea para el sonido auxiliar.

Con la base PDX-30 de Yamaha viene de serie un diminuto mando a distancia con nueve botones. Sirve para navegar por el menú, hacer algunos pequeños ajustes de volumen, y reproducir o parar las canciones. En el frontal del aparato hay pequeño piloto luminoso escondido tras la pantalla textil, que se ilumina cuando se conecta un dispositivo. En un mercado donde este tipo de aparatos abunda, ofrece una capacidad de volumen más alta de lo habitual, pero con menos distorsión de la que sería de esperar a volúmenes altos. Resulta especialmente adecuado para estilos de música modernos, sobre todo rock y música de baile. El precio es de 200$, unos 142 euros al cambio.

Via Akihabara News

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,