Una base de carga, pero con un toque especial. Ya que el Kensington Charging Dock no sólo se encarga de cargar la batería del iPhone, sino que trae consigo una pequeña batería supletoria. De tal modo, que al salir de casa o de la oficina, el usuario pueda llevar consigo un aporte extra de energía para los momentos críticos en los que la batería del teléfono comienza a quedarse en las últimas.

El dispositivo carga simultáneamente tanto el iPhone como la batería de reserva. Una batería que añade hasta 30 horas de reproducción de música, 6 horas de reproducción de vídeo o 3 horas de conversación telefónica. Además, incluye un cable USB para la sincronización de datos y carga del dispositivo. Con la ventaja de que éste puede estar conectado a la base sin necesidad de retirar la funda o carcasa que puede llevar como medida de protección.

A pesar de las mejoras introducidas en el aspecto de la autonomía en su última versión, los diferentes modelos de Apple iPhone adolecen de un mal muy común en gran cantidad de terminales táctiles. Una limitada autonomía de uso que obliga a utilizar sus funciones con las pertinentes precauciones, disminuyendo la experiencia de usuario a favor de una mayor duración de la batería.

La mini batería que adjunta el pack de Kensington presenta una serie de indicadores luminosos. En uno muestra la carga restante de energía que acumula, mientras otro indica el nivel de carga del propio dispositivo al que se conecta. Lo cual, por otro lado, resulta un tanto redundante.

La Kensington Charging Dock con mini batería es compatible con todos los modelos deiPhone y iPod de Apple, con la excepción los iPod Shuffle. Por el momento ya está disponible en la web del fabricante para realizar la pertinente reserva al precio de 70 dólares (unos 50 euros).

Vía: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,