Lejos están ya los tiempos en que Turtle Beach, la empresa de la tortuga era toda una referencia en el campo de los estudios de grabación domésticos. Eran los tiempos de tarjetas de sonido legendarias como la Monterrey o la Pinnacle. En estos momentos la compañía se ha centrado en tarjetas de sonido y auriculares para vídeojuegos de todo tipo, incluidas las consolas más prestigiosas. Dentro de esta línea acaba de presentar la última versión de los auriculares Ear Force X41, diseñados para un uso intensivo con la Xbox 360.

Éstos son unos auriculares inalámbricos de alta calidad, que trabajan con sonido Dolby de 7.1 canales. Para los jugadores vienen a ser una especie de arma secreta que les va a permitir localizar con precisión en el espacio el origen de cada sonido. Por otro lado, en los juegos cooperativos, podrán charlar con el resto de los colegas del equipo gracias al micrófono incorporado. Otra de las grandes ventajas de este sistema de auriculares es que aíslan al usuario del ruido ambiente. Ya no hay posibilidad de confundir los ruidos del juego con los de la sala.

Los Ear Force X41 de Turtle Beach son inalámbricos, y funcionan mediante radiofrecuencia digital en la banda de 2,4 GHz. Utilizan un ancho de banda de 150 megas por segundo, suficiente para disparar 7.1 canales de sonido. Contiene circuitos inteligentes que escanean el espectro hasta encontrar la banda con menos interferencias, de manera que el sonido puede competir con el de los mejores auriculares profesionales con cable. Aun mejor, no es preciso que el emisor y los auriculares estén en línea de visión. Aunque tienen dos transductores de gran tamaño, la ingeniería de sonido permite que los efectos giren alrededor de la cabeza del usuario. Pero estos auriculares se comportan también muy bien con señales estéreo o musicales como las de Guitar Hero o Rock Band.

El micrófono incorpora un filtro especial que eleva el volumen de las conversaciones cuando la acción del juego se desencadena y el ruido de los efectos se hace ensordecedor. De esta manera consigue que el usuario oiga y sea oído incluso en los momentos más emocionantes. Pese a que los auriculares aíslan del ruido, el sistema introduce una pequeña parte de la señal de voz para que el jugador pueda oírse a sí mismo, pero sin que llegue a ser molesto. El emisor de radiofrecuencia tiene además una salida para conectar unos segundos auriculares, esta vez con cable. La administración de energía es muy avanzada. Los auriculares y el emisor se apagan de forma automática cuando no están en uso, y el circuito exprime las baterías hasta alcanzar 25 horas de autonomía. El sistema se carga a través de un puerto USB.

Vía : engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...