Aunque ha pasado ya más de un año y medio desde su lanzamiento, este es el único reproductor de discos de alta definición en el catálogo de la alemana. Es un reproductor muy bueno, pero con algunas carencias.  el BluTech Vision de Loewe es una máquina imprescindible para quienes ya tienen una pantalla del mismo fabricante y necesitan actualizarse, o para aquellos que estén buscando un diseño especial. Y es que, hay que reconocer que el diseño del equipo es impecable, en un momento en el que parece como si muchos fabricantes se hubieran puesto de acuerdo para diseñar reproductores BD cuyas carcasas se parecen como fotocopias.

El BluTech Vision esta disponible en negro y en un espectacular cromado. Cuando apareció en el mercado, el perfil 1.1 aún no era obligatorio, con lo que es uno de esos aparatos que trabajan con el perfil 1.0. Esto quiere decir que va a ser imposible acceder a características especiales como los comentarios del director durante la reproducción de la película, o esos contenidos extra que empiezan a aparecer en Internet. Y esto puede ser una buena noticia para los más desconfiados. Si el reproductor no se conecta a Internet a la página web de la multinacional de turno, hay muy pocas posibilidades de que nadie meta las narices en el reproductor.

Desde el punto de vista de la reproducción de imagen ésta es una máquina excelente, a la altura de las mejores del mercado, aunque también hay que tener en cuenta que cuesta 1.000 euros. Las imágenes son brillantes, los movimientos rápidos, el vídeo adquiere casi profundidad, y el contraste es magnífico. Como reproductor es digno de estar conectado no sólo a los televisores de la casa, sino a un buen plasma de esos que Pioneer ya no vende, o cualquiera de los lcd con retroiluminación led que hay disponibles, procurando elegir aquellos que tengan la velocidad de refresco más rápida, porque el reproductor responde.

Es compatible con los formatos derivados del Blu-ray, y con los del DVD, aunque con señales de definición normal su comportamiento es un poco más relajado. También puede reproducir música en discos CD comerciales o grabados. Desafortunadamente no es compatible con MP3 o DivX, aunque hay muchos potenciales compradores para los que esto no va a representar ninguna decepción, porque estos formatos les importan bien poco, y prefieren utilizar soportes ópticos.

La reproducción del sonido cinematográfico en Dolby Digital es clara y bien definida. La reproducción musical es otro de los puntos fuertes de este aparato. Podría mejorarse añadiendo el sistema elitista DTS HD Master Audio. El precio del equipo es de 1.000 euros. Sólo para aficionados exigentes que buscan la combinación diseño y calidad.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,