El modelo UE40B6000 de Samsung es la diagonal intermedia de la serie 6000, uno de los envites más fuertes de la compañía en el campo de la televisión LCD con retroiluminación LED. Es una doble apuesta, y en cierto modo arriesgada. No sólo se apuesta por un nuevo modo de iluminación, sino que además se hace con televisores de una delgadez extrema. Esta pantalla en concreto apenas llega a los 3 cm, y con todo incorporado en la pantalla. Se logra mediante una nueva tecnología de leds, situados en los bordes de la pantalla, y que reciben el nombre de Edge Leds.

Para hacer suficientemente atractiva esta nueva propuesta, la casa ha echado el resto. Lo que pretende es nada menos que colocar la mejor imagen televisiva al alcance de todos los bolsillos, y con un diseño subyugador. Sólo hay que echar un vistazo a esta pantalla recién salida de la caja. No hace falta ni encenderla. El panel frontal es de una belleza poco común no. En lugar del típico aspecto de plástico acabado en negro piano, ofrece una superficie bicolor con un sutil degradado entre dos tonos. Este diseño Samsung Crystal TV ha exigido crear un nuevo sistema de fabricación que, mediante un proceso de doble inyección hace que cristales de distintos colores se fundan en un hermoso degradado.

El fabricante está muy satisfecho con el resultado obtenido. Basta con ver los corrillos que espontáneamente se organizan alrededor de sus pantallas de la serie 6000 en las grandes superficies de la electrónica, y las excelentes críticas que está recibiendo en todo tipo de foros. El modelo de 40 pulgadas tiene un panel de alta definición con tecnología UltraClear que favorece una mejor trasmisión de la luz del panel trasero. Los diseños electrónicos y de software que provocan esta imagen mejorada son el contraste megadinámico con unos negros muy detallados, sistema 100Hz Motion Plus, que suaviza el movimiento de las imágenes más rápidas, y Wide Color Enhancer Pro, que mejora las imágenes enriqueciendo los colores pero sin convertirlos en un póster promocional. Así, se respetan las gradaciones más suaves. Esta mejora se nota tanto las imágenes procedentes de su sintonizador de alta definición como en las que llegan a través de sus diversos conectores tanto en alta definición como en definición normal.

El empleo de la tecnología LEDen la configuración que propone Samsung tiene dos ventajas añadidas. Por un lado, se reduce el consumo al emplear menos lámparas. Al consumir menos electricidad, se genera menos calor con lo que la pantalla puede colocarse directamente en la pared como si fuera un cuadro. Por primera vez  la distancia entre la trasera de un televisor y la pared puede ser algo menor de 2,7 milímetros sin que haya problemas de calentamiento.

Por fin, este televisor incorpora los últimos avances de la casa, como es la inclusión de cuatro entradas HDMI y un puerto USB que reproduce fotos y música. Su conectividad de red permite disfrutar de contenidos de Internet, pero también de películas almacenadas en una red doméstica. El precio recomendado por el fabricante es de 1.600 euros, pero ya ha empezado la carrera entre comerciantes por ofrecerlo mucho más barato.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,