Las barreras tecnológicas se diluyen cada vez más y por ejemplo, a veces es complicado saber si estamos delante de un teléfono grande o de un ordenador pequeño. El Corsair Flash Voyager GT es otro producto que nada entre dos aguas. Por su8 aspecto es perfectamente clasificable entre los lápices de memoria, pero cuando uno comprueba la capacidad… Pues casi parece más un pequeño disco duro.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

128 Gigabytes es la cantidad de información que podemos almacenar en el pequeño Corsair Flash Voyager GT una de las memorias pequeñas de mayor rendimiento que podemos encontrar.

Si bien hay pequeñas memorias USB que han alcanzado cifras superiores de almacenaje, de hecho hay algunas de hasta 256 GB, la Corsair Flash Voyager GT añade la ventaja además de ser mucho más rápida. Tanto es así que puede presumir de una tasa de 32.6MB por segundo en lectura y 28.8MB por segundo en escritura. Cifras que son ciertamente menores que las de cualquier disco duro pero mucho mayores que las de la mayoría de las memorias.

De momento sólo está disponible en un solo diseño, una mezcla de rojo y negro en una carcasa preparada para soportar cualquier golpe que le demos. Además de esta protección, Corsair ofrece diez años de garantía. En cuanto al precio, barata no es. En algunas tiendas americanas podemos encontrarla por unos 280 euros al cambio.

Vía: Xataka

Otras noticias sobre...