Atrás quedaron aquellos tiempos en los que estaba de moda pasearse con un radiocasette hortera de sonido estruendoso. Sin embargo, a veces los fabricantes nos sorprenden y lanzan un dispositivo como el Altec Lansing Mix iMT800, que en realidad es una base para iPod pero retiene mucho del gusto de aquellos viejos radiocasettes de los 80, con bastante mejor gusto, afortunadamente.

El dispositivo muestra una bahía frontal para iPod o iPhone, así como dos salidas de jack de audio de 3,5 mm a las que enchufar cualquier otro reproductor. Los altavoces están blindados magnéticamente para no sufrir interferencias si al iPhone le da por comunicarse.

En los laterales, dos altavoces de graves de 5,25 pulgadas se encargan de dar volumen a la música que sale por los conos delanteros, cuya potencia no se especifica. Un pequeño mando a distancia que se integra en el propio dispositivo cuando no se usa completan la puesta en escena ochentera.

Altec Lansing incluso ha pensado en la portabilidad. El Mix iMT800 puede alimentarse también con pilas, aunque desgraciadamente no se trata de baterías recargables sino de pilas estándar tipo D con las que el dispositivo puede sonar durante 30 horas según el fabricante. El precio de esta base para iPod, tan nostálgica de tiempos más macarras, cuesta 300 dólares, unos 209 euros al cambio.

Vía: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,