denon-svs-a1-ud-1

La sobriedad del frontal del Denon DVD-A1 UD no deja lugar a dudas que nos encontramos ante un reproductor único. Sólo los aparatos muy caros y muy buenos presentan frontales gruesos y despejados con botones diminutos. La construcción de este aparato es sólida como una roca, inmune a las vibraciones, perfectamente construido para que pueda disipar el calor interior sin problemas. Es mucho más pesado que un reproductor BD normal. Se trata de un aparato muy compatible. Es por eso que puede trabajar con Blu-ray, DVD Video, DVD Audio, Super Audio CD, CD, JPEG, MP3 DivX, los tres últimos formatos siempre que estén en tarjetas de memoria SD.

La calidad de imagen de este aparato es sorprendente. De hecho, si algún fallo hay en la presentación de los discos BD o DVD, habrá que achacarla al cableado o a la pantalla, porque la señal que transmite este reproductor, incluso reescalada, es soberbia. Hace falta conectarlo a pantallas de alta calidad y alto precio, mejor incluso si es un proyector de alta gama. Lo mismo se puede decir del sonido. Su capacidad es excelente, incluso en estéreo, pero de nuevo es preciso utilizar aparatos de muy alta gama para no mermar la calidad que da el DVD-A1 UD. Por cierto, es uno de los aparatos más lentos del mercado. Tarda 50 segundos en inicializarse, y entre 70 y 80 segundos en mostrar los menús del disco. Tiene un arranque rápido, pero consume demasiada energía

denon-svs-a1-ud-2

La conectividad del aparato es muy buena. Tiene dos salidas HDMI con lo que puede iluminar dos pantallas simultáneamente, e incluso enviar señales disociadas, por ejemplo vídeo para una pantalla y sonido para un amplificador multicanal. Los expertos indican que cuando no se comprimen juntos el sonido y la imagen, ambos son mucho mejores, aunque lo cierto es que no hay pruebas que favorezcan esta teoría. Además tiene salida de vídeo por componentes capaces de trabajar con imágenes con una calidad máxima de 1080i, y por fin salidas S-Video y vídeo compuesto.

Por otro lado tiene salidas para sonido 7.1 pre amplificado además de las consabidas salidas ópticas y coaxiales que se completan con unas de tipo profesional XLR, para el estéreo. En fin, también tiene una conexión ethernet que se utiliza para el BD-Live y las actualizaciones de firmware. Y ahora viene la parte mala. El aparato cuesta 4.999 euros. Para un comprador con oído exigente, no es demasiado dinero, porque es habitual que la gente con este perfil se compre los reproductores de sonido y de vídeo por separado. En este caso eso no sería necesario. Pese a todo sigue siendo caro para un bolsillo normal, pero extraer esos últimos bits de información para que se vea y suene mejor que cualquiera de la competencia, tiene su precio. La realidad es que la diferencia se nota.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,