bea5_why_cry_baby_analyzer

Levantarse a las cuatro de la mañana y no saber por qué llora. Este es el tópico de muchos padres primerizos. Pues si la cosa funciona tan bien como nos cuenta su creador, el Baby Crying Analyzer podría dar solución a las dudas existenciales que nos asaltan cuando nuestro retoño llora y berrea sin parar.

cryingbaby1

El Baby Crying Analyzer es capaz de detectar si el niño llora porque tiene hambre, porque está enfadado, aburrido o estresado, o simplemente porque no puede conciliar el sueño. Las indicaciones se ven reflejadas en la pantalla LCD del dispositivo, donde aparece el dibujo de la cara de un niño, la temperatura y la humedad existente en la habitación.

bea5_why_cry_baby_analyzer_back

El dispositivo lleva consigo una tabla con toda la sintomatología y una guía práctica para calmar al pequeño. En 20 segundos y a una distancia de menos de dos metros, el aparato es capaz de captar la señal y definir el estado del bebé. Aun así, hay que tener en cuenta que cualquier ruido extraño en la habitación puede falsear la lectura.

El aparato mide 5 x 16 x 5 centímetros y pesa unos 200 gramos. Para mayor comodidad, el Baby Crying Analyzer se puede colgar en la cama con una cinta de velcro. Cuesta 67 euros en la tienda de ThinkGeek. Un precio al estilo del Siemens Gigaset C590, un teléfono inalámbrico con vocación de canguro.

Foto de: Thegiantvermin / Vía: Dvice

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp