toshiba cell-tv-1

CES-2010-ICONO

Para que la tecnología de visionado 3D triunfe es preciso que haya contenidos, y como todavía es muy temprano, los fabricantes de televisores han decidido crearlos por su cuenta. Ni más ni menos, porque eso es lo que promete Toshiba con esta nueva pantalla de televisión. El CELL TV es una máquina capaz de crear imágenes tridimensionales a partir de cualquier fuente en dos dimensiones. Pronto veremos a Bogart en Casablanca con una imposible corporeidad.

Para lograr esta operación tecnológica la casa ha incrustado en el corazón de este modelo un chip CELL como el de las videoconsolas, pura potencia de cálculo gráfico, capaz de hacer eso y mucho más. Como todos los demás fabricantes, Toshiba también tiene ganas de vernos con una de esas gafas polarizadoras en el salón de casa. No hace falta decir que la pantalla es además capaz de reproducir películas 3D originales. La imagen en ese caso es todo lo espectacular que cabría esperar. De hecho, la imagen y el sonido son muy buenos también con las imágenes en alta definición, e incluso con las de discos DVD, que reescala con una enorme eficacia.

toshiba cell-tv-2

Para mostrar las imágenes, el fabricante se ha decidido por un panel iluminado con lo que ahora llaman tecnología Full led, que es esa en la que los led están colocados repartidos por detrás de toda la pantalla en lugar de sólo en los bordes. En una pantalla de 55 pulgadas hay 4608 leds. Y esto sí que es un gran avance, porque la mayoría de los fabricantes que utilizan tecnologías similares emplean algo menos de 1000 diodos frente a los 300 como máximo que se emplea cuando el obligación es lateral. La ventaja de la iluminación trasera es que le permite al fabricante diseñar un sistema de control local de la iluminación que divide la pantalla en 512 zonas. Encendiendo y apagando cada una de las zonas se logra una profundidad en los negros parecida a la del plasma.

Según el propio fabricante, al contraste rondaría los 9.000.000 :1, claro que se trata del dinámico, ése del que nadie debería fiarse. Del sonido se encarga un sistema multiamplificado REGZA Sound Bar. Además tiene un altavoz de última generación montado en caja de aluminio, que puede hacer con dignidad las funciones de canal central. No es un televisor más. Tiene vocación de cerebro en un sistema de cine doméstico, y por eso incorpora un disco duro de 3 Teras. Puede reproducir o enviar contenidos en streaming. La versión japonesa tiene 11 sintonizadores de televisión y puede grabar hasta ocho programas de televisión a la vez.

Es muy posible que eso del 3D sea la novena maravilla, pero a Bogart y al Duke que no nos los cambien.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,