kingston_ssdnow_v_01

Los consumidores profesionales o muy exigentes con sus equipos informáticos harían bien en seguir la pista a las novedades de Kingston. Incluso en casos como éste, pues estas Kingston SSDNow V+ son sólo una actualización de las versiones que pusieron en circulación hace unos meses. Ahora han incrementado su capacidad y se vuelven más rápidas, para regocijo de quienes buscan exprimir el máximo de las unidades de estado sólido (SSD). Por un precio, claro.

Con esta nueva puesta a punto han alcanzado una capacidad máxima de 512 GigaBytes para el almacenamiento de datos, el doble de la marca anterior. No obstante, los modelos inferiores de 64, 128 y 256 GigaBytes también disfrutarán de sus recientes mejoras. Así, las transferencias alcanzan velocidades de 230 MegaBytes en lectura y 180 MegaBytes en escritura.

kingston_ssdnow_v_02

Otra novedad es que incorporen soporte para Windows TRIM, que los usuarios avanzados encontrarán de gran utilidad. Esta herramienta identifica los bloques de datos en desuso, lo que ayuda a mantener las SSD tan rápidas y eficientes como el primer día. Emplean una conexión SATA común en los ordenadores actuales, y aunque su factor de forma es de 2,5 pulgadas, se pueden adquirir con un kit para adaptarlas a bahías de 3,5 pulgadas.

La peor parte, como era previsible, se la llevan sus elevados costes. El modelo más asequible de estas Kingston SSDNow V+, el de 64 GigaBytes, cuesta 182 euros, mientras que el de 512 MegaBytes se dispara hasta los 1350 euros. Precios que sólo pueden abordarse en un contexto empresarial rentable. A ello hay que sumarle 10 euros más si se opta por el kit completo.

Vía: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,