seefront 3D-1

Las  tecnologías de video en tres dimensiones con gafas tienen un buen número de detractores tanto en el hogar como en las aplicaciones laborales, y no sólo entre el sector de la población que necesita lentes correctivas. Por eso hay tantos fabricantes buscando alternativas. Una de ellas es el monitor SF 2223 de Seefront. Es un invento creado en torno a un monitor  EIZO S2243W, un modelo de 22 pulgadas, empleado en entornos profesionales de arquitectura, diseño, fotografía e ingeniería, que tiene una respuesta de color extendida. Con la tecnología en tres dimensiones además se puede utilizar para videojuegos, aunque su elevadísimo precio lo deja únicamente en manos de los más adictos y pudientes.

Este monitor en realidad es una muestra de las bondades de la tecnología de Seefront, que permite crear experiencias tridimensionales personales. Dicho de otra manera, sólo una persona podrá sentarse delante del monitor, y sólo una persona podrá disfrutar sin gafas de la experiencia estereoscópica. Esta limitación está derivada de la propia naturaleza de la tecnología empleada. Una cámara vigila continuamente la posición de la cabeza del usuario, y registra cualquier cambio cientos de veces por segundo. Utiliza esta información para enviar información de video estereoscópico. Por eso, cualquier otra persona que esté mirando el monitor sólo percibirá un borrón, porque las imágenes no han sido calculadas para su posición.

seefront 3D-2

La novedosa tecnología de Seefront tiene varias ventajas. El usuario puede mover libremente la cabeza hacia adelante y hacia atrás, e incluso hacia los lados, sin que en ningún momento pierda la sensación de tridimensionalidad. Todos estos ajustes se llevan a cabo instantáneamente y de forma electrónica, sin que haya partes móviles implicadas. No hay ruidos, ni fundidos, ni retardos en el cálculo. No hay piezas que se rompan por el uso. No hay motores que se desgasten. Además es posible trabajar con todo tipo de fuentes de video en tres dimensiones, desde videojuegos y creaciones llevadas a cabo con programas específicos, pasando por películas, y en su momento, cuando estén disponibles, emisiones de televisión.

Apenas hay límites para la diagonal en la que puede trabajar este nuevo sistema de creación de imágenes tridimensionales. Aún que el monitor que acaban de presentar tiene una diagonal de 22 pulgadas, es posible ampliarlo hasta las 30 pulgadas, pero también se puede aplicar a pantallas tan pequeñas como las de los teléfonos móviles y los reproductores portátiles multimedia o las videoconsolas de mano. De hecho, como la tecnología consiste sobre todo en un filtro que se superpone sobre una pantalla LCD, es posible actualizar casi cualquier monitor del mercado para que desde ese momento muestre imágenes en tres dimensiones. La resolución de las imágenes depende de la resolución nativa del monitor sobre el que se aplica el filtro. Como experiencia personal y única, por desgracia no se puede aplicar ningún tipo de televisor, bien sea lcd o plasma.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.