deno 1

Para los usuarios de música comprimida, los que utilizan el teléfono, un iPod o un reproductor MP3 para escuchar música, la compra de unos auriculares puede ser la decisión más importante desde el punto de vista del sonido. Los equipos suelen venir con unos auriculares de baja calidad, y como no usan apenas altavoces, su experiencia musical se va a desarrollar en torno a los auriculares que decidan adquirir. Por suerte no hace falta gastar demasiado dinero para tener un sonido de calidad. Basta con gastar los 130 euros que cuestan los AH-D1001 de Denon.
Son unos auriculares pequeños, elegantes, y muy ligeros, que tienen un diseño cerrado que rodea perfectamente en la oreja del oyente. Su tamaño es lo suficientemente reducido como para no despertar miradas de curiosidad cuando se utilizan en público. Trabajan con una impedancia de 32 ohmios, y una sensibilidad de 130 dB. Dicho de forma sencilla, pueden trabajar sin ninguna complicación con la mayoría de los reproductores de audio disponibles en el mercado, tanto portátiles como de sobremesa. Para producir sonido utilizan conos de diafragma de 40 mm construidos con microfibra, sobre un imán de neodimio.

deno 2

El cable es el muy delgado, pero no influye apenas en la calidad, y tiene sólo 1 m de largo. Es suficiente para trabajar con aparatos de tamaño reducido. De todas formas, por si alguien quiere enchufarlo en un equipo de alta fidelidad, hay una extensión de otro metro. No son unos auriculares que aíslen especialmente del ruido, y esto irritará a algunos posibles compradores, pero en el fondo es una virtud, porque al escuchar los ruidos del tráfico, se evitan un buen número de accidentes. Por otro lado, no dejan escapar apenas el sonido de la música que se está escuchando.

El sonido que proporcionan es rico, con una buena carga de graves, pero muy precisos. Quizá para algunos oyentes, sobre todo aquellos amantes de la música clásica, resulten algo excesivos. Para el resto de los usuarios, aquellos aficionados all jazz o al rock, son perfectos. La separación entre los sonidos, las notas y los instrumentos, es muy buena. Los agudos resultan claros pero sin acabar en chillones. De hecho, parece como si el fabricante hubiera preferido sacrificar un poquito de la capacidad dinámica en favor de una mayor claridad. De nuevo, la música que más sufre por esta decisión es la clásica. Los amantes de la música popular, de la de baile, del rock o ellas están de enhorabuena porque con estos auriculares para disfrutar de cada nota. Ciertamente, en este rango de precios, los AH-D1001 apenas tienen competencia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...