monitor 5

Una visita a las tiendas del ramo confirma que casi todos los monitores disponibles en el mercado tienen un aspecto panorámico, y como mínimo una resolución Full HD, de 1.920 x 1.080 píxeles. Examinemos cada cifra por separado. El aspecto panorámico 16:9, como el de los televisores, va a resultar favorable a la hora de ver películas en el ordenador, y si la pantalla es suficientemente grande, no va presentar problemas a la hora de mostrar páginas web en Internet. Simplemente, habrá algo más de “espacio vacío” a ambos lados de la pantalla. Por eso, es conveniente evitar los modelos con aspecto 4:3, salvo que la imagen que den sea excelente, su resolución muy elevada, y el precio, muy atractivo.

Con respecto a la resolución, un monitor por encima de 24 pulgadas es imprescindible que tenga al menos 1.920 x 1.080 píxeles, pero si es posible encontrar modelos que vayan más allá, mejor, porque no siempre se va utilizar el ordenador para ver películas. A la hora de editar fotografías o vídeo, a mayor resolución del monitor, mayor capacidad de trabajo. También es cierto que cuanto mayor sea la resolución, mayor va a ser el precio a pagar.

monitor 4

El diseño es una de las consideraciones que hay que considerar, y no sólo desde el punto de vista de la belleza formal, que puede tener su importancia. Al fin y al cabo, muchos años contemplando el mismo monitor horroroso pueden acabar desequilibrando al más pintado. Se trata sobre todo de la adecuación de la forma y la función, esto es, cómo está agrupada la electrónica en la caja. Es mejor tener un monitor más delgado, porque nos va a permitir ganar unos centímetros en la mesa de trabajo, pero a la vez conviene tener en cuenta que los monitores más delgados, especialmente los de grandes diagonales, pueden llegar a tener problemas de calentamiento, y hay que comprobar la eficacia de las soluciones de ventilación que ha aplicado el fabricante. Por ese motivo, en esta cuestión es recomendable elegir entre sobre los monitores que el comerciante tenga expuestos en la tienda y encendidos. Allí se podrá ver si se calientan en exceso o no.

Hay otra característica en la que hay que fijarse:  la compatibilidad VESA. Dicho de forma sencilla, si el monitor es compatible con ese estándar, podremos encontrar un soporte de pared adecuado para y ésta es la mejor de las soluciones posibles cuando se dispone de un escritorio de tamaño reducido. Colgando el monitor de la pared se ahorra espacio, se coloca a la altura visual más adecuada, y además se favorece la ventilación del aparato. Por fin, también dentro del capítulo del diseño, hay que decantarse entre monitores con altavoces incorporados y monitores que no los llevan. Todo depende de las necesidades sonoras del usuario.

Ir a la Parte 3

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...