amazon - 1

Pocas empresas han apostado tanto por el libro electrónico, como la librería en línea Amazon. Su propio reproductor, Kindle, es el más conocido del mundo. Como consecuencia de todos esos esfuerzos, sus clientes poco a poco se han ido decantando por las obras el formato electrónico frente a sus equivalentes en papel.

El último anuncio de la compañía muestra claramente este sesgo del público. Los libros electrónicos de Amazon se venden mucho mejor que sus equivalentes en pasta dura. Por cada 100 libros en pasta dura vendidos esta primavera, la empresa ha comercializado 143 descargas de libros electrónicos.

amazon - 2

Esta cifra se refiere a las ventas netas, y no incluye los libros gratis ofrecidos a sus clientes como obsequio, ni las muestras comerciales. Pero aún hay más. Desde la primavera hasta junio, las cosas se han precipitado, y a principios de verano la librería en línea ya vende 180 libros electrónicos por cada 100 en pasta dura. Es normal. El público va convenciéndose de las ventajas de los libros electrónicos. Son más baratos, no ocupan espacio, no hay que esperar semanas a que llegue el correo, y desde luego ningún cartero descuidado puede deteriorarlos.

En cualquier caso la comparación de la compañía es entre libros electrónicos y volúmenes en pasta dura. Los libros en rústica todavía tienen ventas superiores a sus equivalentes en electrónico. Al parecer, la compañía ha logrado lo impensable, ha conseguido que haya suficiente masa crítica de lectores. Portavoces de Amazon hablan de millones de lectores de libros electrónicos vendidos, pero no precisan la cifra. De igual manera, tampoco aclaran cuántos lectores por software para teléfonos móviles se han descargado.

Vía: Electronista

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...