benq_nreader_r100_1

Desde que Apple introdujese el iPad como un lector de libros electrónicos, a otros fabricantes se le encendieron las luces. BenQ figura entre ellos. La compañía acaba de introducir el primer tablet en su catálogo, el BenQ nReader R100. No parece casualidad que le hayan colocado un nombre con referencias a su gama de e-readers, a pesar de que no utiliza tecnología de tinta electrónica para facilitar la lectura.

Es más, si hubiese que compararlo con otra categoría de dispositivo sería la de los portátiles netbooks. Sin embargo, entre ellos figuraría como un modelo de bajas prestaciones. Su pantalla es de 10,1 pulgadas, con una discreta resolución de 1024 x 600 píxeles. El gran problema es que no es multitáctil, pero sí de tipo resistiva. Un inconveniente de esas características le perder todas las ventajas de una interfaz táctil, como el manejo intuitivo y atractivo para el usuario.

benq_nreader_r100_2

El procesador tampoco es el más adecuado, pues un Samsung ARM que sólo trabaja a 667 MegaHercios no es el más adecuado para una tableta de este tipo. Sorprende por tanto que el aparato disponga de una salida de vídeo HDMI, aunque sólo sea capaz de proporcionar imagen de alta definición con calidad 720p. A su favor cuenta con conectividad 3G, para conectarse a Internet móvil en cualquier lugar, aparte de Wi-Fi integrado.

Teniendo un perfil tan bajo, es lógico que la firma le apunte unas doce horas de autonomía. Al parecer, el BenQ nReader R100 es capaz de funcionar sobre Android 2.2 Froyo, aunque de inicio se distribuirá con la versión 2.0 del sistema operativo. Saldrá a la venta a principios de 2011 en el mercado asiático. Si no llega a nuestras fronteras tampoco lo echaremos de menos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,