mountain-performance-15_1

El Mountain Performance 15 es un ordenador portátil con una pantalla de 15,6 pulgadas en formato 16:9 que ofrece una resolución bastante alta (1.600 por 900 píxeles). La pantalla está retroiluminada por leds y está pensada para satisfacer a usuarios profesionales que trabajan con aplicaciones de edición de vídeo o de retoque de imagen. También es apto para diseño 3D con programas como 3D CAD, 3D Studio o Maya, entre otros.

Ahora bien, tampoco hace falta ser un profesional del diseño o del vídeo para tener una máquina como ésta. Su gran nivel de detalles, unido a la elevada potencia, lo convierten en candidato ideal para hacer correr los videojuegos para PC de última hornada. De hecho, está disponible con procesadores Intel Core avanzados, como el i7-620M o el i-5540M.

mountain-performance-15_2

Viene con 4 gigabytes de memoria RAM DDR3 de doble canal, aunque admite hasta 8 GB. La tarjeta gráfica es de alta gama; es una NVIDIA GeForce GT425M con un gigabyte de memoria dedicada al vídeo. No hay textura que se le resista, ni tampoco ningún modelado 3D. Asimismo, este ordenador portátil cuenta con una webcam integrada de 1,3 megapíxeles y un lector de huella dactilar como control de seguridad.

Tiene Bluetooth 2.1 y Wi-Fi 802.11b/g/n, aunque se le puede encargar UMTS/HSPA como opción. Además, lleva un puerto USB 3.0, cuatro USB 2.0, un eSATA, una salida VGA para monitor, una salida HDMI 1.4a, una salida para auriculares, una entrada para micrófono, una salida de audio digital, un puerto Ethernet y un módem 56k. Como es una verdadera estación de trabajo portátil, el Mountain Performance 15 no se puede decir que sea tan ligero como netbook; de hecho, pesa 2,6 kilos. La batería de iones de litio es de seis celdas y proporciona una autonomía de unos 300 minutos.

Otras noticias sobre... , ,