Bose Videowave - 1

A la hora de hacer su primera incursión en el mundo de los televisores, Bose ha decidido dar la campanada. ¿Por qué crear un simple televisor, como todos los demás, cuando puede hacer un completo sistema de cine doméstico? Dicho y hecho. El Bose Videowave es la solución total. Un completo pero sencillo sistema de cine doméstico con capacidad de procesado de fuentes, altavoces y todo lo demás. Ahora bien, la palabra clave en los últimos tiempos para el fabricante es simplicidad.

Dentro de esa filosofía no podían obligar a los compradores del producto a tender cables hasta la trasera. Otros fabricantes lo solucionan con las barras de sonido, pero los de Bose han encontrado una solución más original e inteligente. Han integrado todos los altavoces en el interior de la pantalla de televisión, pegados a la trasera. De esta manera, el conjunto se reduce a un televisor lcd de 46 pulgadas, y un concentrador multimedia. El televisor alberga en su interior 16 altavoces colocados de tal manera que enfocan el sonido hacia diferentes zonas de la pared. El resultado es que el espectador percibe el sonido todo a su alrededor, como si tuviera los altavoces repartidos por la habitación.

Bose Videowave - 2

De nuevo la palabra es simplicidad. No hace falta afinar el equipo. Los de Bose ya han perfeccionado hace tiempo Adaptiq, un sistema que hace una lectura de la sala y adapta el sonido de manera que suene de la mejor manera posible. Los usuarios pueden elegir el lugar más cómodo de la sala para colocar la pantalla de televisión, sin preocuparse de las consecuencias que esto tenga sobre el sonido. Tampoco deben lidiar con el problema del subwoofer, porque ésta ya incorporadoentre los altavoces de la pantalla. El sonido es impecable. Tratándose de Bose, no podía ser menos.

El concentrador es una pequeña caja negra cargada de conectividad de audio y vídeo. Es de donde se conectan las fuentes. Como el sistema es inteligente, reconoce de qué aparato se trata, y dónde se conecta. Incluso recomienda una conexión óptima. El conjunto incluye una cuna para iPod externa que se puede guardar en un cajón cuando no está en uso. Y por fin, la guinda del pastel. Un mando a distancia por radiofrecuencias con una especie de sistema táctil parecido al de los iPod originales.

El menú es magnífico. Al activarlo, las opciones rodean el borde de la pantalla como si fueran un marco, para que el usuario elija aquellas que precisa. Por fin, es posible clonar los mandos a distancia de cualquier dispositivo para manejar todo el equipo con el del Bose. En Estados Unidos, donde va a salir a lo largo de este mes, va a tener un precio de 5.350 dólares (3.852 auros al cambio actual). Es muchísimo dinero para los que están acostumbrados a pagar 20 euros por un dudoso reproductor DVD sin marca. En realidad, este sistema está pensado para satisfacer a los aficionados muy exigentes a la hora de elegir una buena imagen y un buen sonido.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,