Bone-Horn-Stand-iPhone-Speaker - 1

Hay pocas cosas tan sencillas como el mecanismo de un chupete, quizás el de la trompetilla. Es un dispositivo acústico que emplea las leyes de la física para amplificar los sonidos, pero su funcionamiento resulta sorprendente para esta época plagada de cargadores, pilas y electricidad. Las viejas trompetillas funcionan sin electricidad. Igual que el amplificador de sonido Bone-Horn Stan.

Es un dispositivo fabricado en silicona, y que está disponible en verde, negro y blanco hueso o blanco roto, que dicen los diseñadores. Se acopla a la parte inferior de un iPhone 4, y amplifica el sonido. Ni más ni menos. Se logra una amplificación de 12 dB, y hay que tener en cuenta que dentro de esta escala de sonido el volumen dobla la potencia cada 3 dB.

Bone-Horn-Stand-iPhone-Speaker - 2

Este amplificador analógico da sonidos de baja fidelidad, pero resulta muy eficaz a la hora de aumentar el sonido del propio altavoz del aparato. Y tiene una segunda función. Puede hacer las funciones de soporte para mantenerlo tanto vertical como en apaisado. El hecho de que esté fabricado en silicona flexible, facilita que el usuario pueda utilizar el botón de encendido y apagado. El resto los mandos están en la pantalla táctil del teléfono, y quedan bien a la vista.

No se trata de un aparato caro. Viene a costar unos 22 euros al cambio, y como resulta un objeto curioso y decorativo que va a provocar más de una conversación con los colegas y los amigos, pero también con personas del otro sexo, 22 euros por una herramienta de ligue, puede ser dinero bien empleado. Por otro lado, no tira de la batería del teléfono, no gasta ni un duro en pilas, y si se cae al suelo, ni se entera.

Vía: Wired

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,