hp_pavilion_dm1z_1

Los HP Pavilion dm1z son una serie de mini ordenadores portátiles con una potencia que está a la altura de modelos más grandes. Miden menos de una pulgada de grosor y la pantalla LCD tienen una diagonal de 11,6 pulgadas. Es muy luminosa, porque cuenta con retroiluminación LED y ofrece una resolución de 720p (1.366 por 768 píxeles). El fabricante a conseguido un diseño tan compacto sacando la unidad óptica fuera y convirtiéndola en externa y opcional.

Se puede elegir entre un lector Blu-ray con grabadora DVD o una grabadora DVD 8X. Para que el ordenador no se atasque a la hora de reproducir vídeos en alta definición, HP ha integrado un procesador AMD Fusion E350 de doble núcleo, y 2 GB de memoria RAM de tipo DDR3, aunque admite hasta 8 GB. El apartado gráfico está cubierto por la misma marca del chip; la tarjeta gráfica es una AMD Radeon HD 6310, que es compatible con DirectX 11.

hp_pavilion_dm1z_2

Las posibilidades de almacenamiento son discos duros de 250 GB o de 750 GB, o bien, para quien pueda pagarlo, unidades de estado sólido (SSD) de 128 GB. El sonido es Dolby Advanced Audio y los altavoces son de Altec Lansing. También tiene una webcam VGA y una ranura para tarjetas de memoria SD y MMC. Es posible conectar el ordenador a un monitor por VGA o a un televisor plano en alta definición mediante HDMI. A esto hay que sumar tres puertos USB, Ethernet y Wi-Fi 802.11 b, g y n. El Bluetooth es opcional.

Estas máquinas de HP incluyen algunos detalles muy interesantes, como la tecnología CoolSense, que ayuda a evitar el síndrome de la piel tostada. Esta tecnología ajusta la temperatura cuando nota que el ordenador no está apoyado sobre una superficie estable. Los HP Pavilion dm1z ya han salido a la venta en Estados Unidos a un precio de venta al público que empieza en 450 dólares (unos 350 euros).

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.