Samsung ha logrado convertir las impresoras láser en objetos cotidianos, elegantes y compactos como el modelo CLP-325W. Esta impresora cabe perfectamente en una mesilla, o en la esquina del escritorio, sin ocupar demasiado espacio, pero aportando una presencia con buen diseño. Una combinación de utilidad y belleza con esquinas redondeadas, y acabado en negro.

Quizá más importante que su aspecto elegante es la facilidad con la que se configura e instala. Es una máquina inalámbrica compatible Wi-Fi que se pone en marcha mediante un solo toque de un botón especial reservado para la tarea. Basta pulsar el botón, y de inmediato la impresora localiza y se conecta a la red inalámbrica local. Quien no tenga red inalámbrica, podrá establecer la conexión mediante USB. Por si esto fuera poco, además es una impresora muy eficaz. Produce copias brillantes, con buenos colores. Se debe a un nuevo tipo de tóner, creado por la casa.

Este nuevo tóner polimerizado tiene partículas mucho más pequeñas y uniformes, que acaban generando imágenes con líneas mucho más definidas, y en las que la gradación de los tonos es más sutil. Además las partículas de este tóner incorporan pequeñas capas de cera que se funden entre sí para ofrecer una mayor permanencia. La mayor calidad en las copias no se refleja en un mayor precio por impresión. Tampoco aumentan los atascos del papel, más bien es lo contrario. Las hojas se deslizan con mayor fluidez durante el proceso de impresión.

Tacita a tacita, se logra un mayor ahorro económico, menor consumo energético, y menos papel malgastado. El software de impresión permite al usuario navegar por Internet a la caza de documentos, que luego se puede convertir en textos perfectamente formateados.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,