La Sony Cybershot DSC-TX10 es una cámara compacta con capacidad para sacar fotos en 3D y vídeos en alta definición. Si bien cuenta con un diseño compacto y sofisticado, la Cybershot DSC-TX10 está construida a prueba de agua, golpes, polvo y otras inclemencias propias de un uso extremo. Es una buena cámara para aquellos que gustan de la montaña y los deportes de aventura. Y además quieren llevar lo último en tecnología en el bolsillo.

Su sensor es un CMOS de 16,1 megapíxeles, más que suficiente para cualquier usuario medio y cuenta con un objetivo zoom de cuatro aumentos. Quizás sea éste el precio que hay que pagar por una cámara tan resistente, porque nos podemos quedar algo cortos de zoom en algunas ocasiones.

La captura de imágenes en 3D es el punto más fuerte de esta cámara de fotos de Sony. No es necesario realizar un barrido, sino que con un solo disparo, la cámara toma dos imágenes y se ocupa de todo lo demás para que se pueda crear el efecto de 3D. También puede realizar grandes fotos panorámicas, aunque en este caso sí que será necesario realizar un barrido con la cámara para que el software configure una gran imagen a partir de una sucesión de capturas.

Como todas las cámaras compactas, es capaz de grabar vídeo en alta definición (1080 píxeles de ancho) a 24 cuadros por segundo: lo justo para que el movimiento resulte natural y no salte a trompicones. Eso sí, si queremos hacer efectos de cámara lenta, tendremos que reducir notablemente la calidad del vídeo.

La Sony Cybershot DSC-TX10 cuenta además con una generosa pantalla táctil de tres pulgadas de diagonal, que facilita en gran medida la navegación por las diferentes opciones de la cámara. Ya está a la venta en España, está disponible en varios colores, aunque su precio es algo elevado: 350 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...