No todo el mundo está dispuesto a gastarse 500 euros en unos auriculares. El caso es que el modelo Z1000 es el más alto de la nueva gama de auriculares de Sony. Un equipo que sirve lo mismo para un pinchadiscos profesional que para su uso en un estudio de grabación. Dada su calidad de sonido en ambos campos, también se puede utilizar en casa, conectado a un equipo de alta calidad.

El diseño de estos auriculares es muy bueno. Son un modelo de tipo diadema, muy cómodos, y cerrados. Rodean perfectamente las orejas, de manera que no dejan pasar el sonido exterior con lo que las escuchas son muy limpias. Además pesan muy poco, y las almohadillas de uretano permiten hacer escuchas largas sin que el usuario experimente ningún tipo de fatiga. Aíslan pero sin presionar.

Estos equipos tienen diafragmas con lámina de polímero de cristal líquido de 50 mm, y un imán de neodimio. Es una combinación especialmente acertada que permite lograr un sonido cristalino y muy preciso, sin ningún tipo de vibraciones que enturbie el desarrollo de los graves. Es una respuesta muy lineal, y fiel al sonido original. Pueden soportar potencias de entrada de hasta 4 W.

Los materiales empleados en la construcción de estos auriculares son de primera línea. Por un lado están las carcasas de magnesio, inmunes las vibraciones. Por otro lado, las almohadillas especialmente acolchadas. Por fin, el cable de cobre libre de oxígeno, que proporciona una transmisión de la señal excelente. Es un cable de una cara de 3 m de largo con un conector extraíble de 1,2 m. Tienen una respuesta en frecuencia de 5 a 80,000 Hz, y una sensibilidad de 108 dB.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...