philips - 1

Ya sólo los más viejos del lugar recuerdan aquellos tiempos en los que en muchos de los hogares había un televisor de Philips. Probablemente hay que remontarse a los tiempos de los equipos con tubos de rayos catódicos. Desde entonces, la holandesa ha ido perdiendo cuota de mercado hasta acabar en la situación actual en que Philips ha decidido abandonar la fabricación de televisores.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

No es un abandono definitivo por aquello de guardar las formas, pero casi. En un comunicado oficial del fabricante reconoce que va a transferir su negocio de televisores a una empresa conjunta con su socio TPV, un fabricante chino de monitores de ordenador. Pero en la futura empresa, los de Philips sólo mantienen un 30% de las acciones. TPV va a ir comprando el 70% de las acciones a plazos, aunque la empresa holandesa se reserva el derecho a vender ese restante 30% antes de que pasen seis años. En realidad solo recibirá el pago si la nueva empresa obtiene beneficios

philips - 2

Esta operación es obra del nuevo consejero delegado y presidente ejecutivo, Frans van Houten, que ha entrado en la casa el uno de abril para reestructurar diversas líneas de negocio. Hasta ahora los televisores de Philips estaban en una filial que representa algo menos de la décima parte del negocio total del gigante, y que fue fundada en el 2007. Desde entonces, no ha levantado cabeza y ha acumulado casi 1000 millones de euros en pérdidas. Este año los negocios del gigante holandés no han sido tan buenos como esperaban.

En el primer trimestre el negocio global ha tenido un 30% menos de beneficios netos que el año pasado mientras que el de televisores va presentar unas pérdidas de 106 millones de euros. El gigante holandés no ha podido con los fabricantes coreanos que han basado su estrategia de ventas en pantallas de calidad, con buen diseño, y a precios muy baratos. Esto ha creado un escenario en el que Philips ha pasado de tener el 10% de las ventas mundiales de televisores a tener sólo el 5%. Si en 2005 los televisores fabricados por la compañía en países como Brasil Argentina y Hungría eran casi el 25% de los negocios del grupo, ahora apenas son el 13%.

Otras noticias sobre... ,