Una capacidad enorme. Discos duros de 2,5 y 3 Terabytes son mucho más de lo que podíamos imaginar hace unos años. Están pensados para ofrecer soporte a servidores multimedia o a cámaras de vídeo vigilancia que tengan que almacenar muchas horas de vídeo. Vienen con una garantía de tres años y aseguran que pasarán un millón de horas de uso entre cada fallo.

Aunque los límites a su uso los ponen, como no, los usuarios y los precios, estos discos no parecen pensados para el usuario doméstico. De momento, esta tipo de capacidades están reservados para aplicaciones audiovisuales. En esta línea, los WD AV-GP SATA cuentan con la tecnología SilkStream, que permite trabajar con hasta doce flujos simultáneos de vídeo. Especialmente práctico para trabajar con programas editores de vídeo, o para sistemas de vídeo vigilancia avanzados que requieran grabar a la vez lo que registren las diferentes cámaras.

Además, los WD-GP SATA, incorporan una tecnología llamada WD GreenPower Technology. Esta permite ahorrar energía incluso trabajando a altas temperaturas. Eso sí, también crean algunas complicaciones al usuario. Sistemas operativos como el Windows XP, o las versiones de 32 bits de Windows Vista o Windows 7 no son capaces de reconocer discos duros de más de 2,19 TB. Para solucionarlo, habrá que utilizarlos como discos secundarios o hacer uso de la información que proporciona el fabricante aquí.

Teniendo en cuenta las capacidades que ofrecen, el precio de los WD AV-GP SATA no parece excesivo. La unidad de 2,5 TB (WD25EURS) tiene un precio de 135 euros. Por su parte, el disco duro de 3 TB (WD30EURS), alcanza los 150 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...