Una capacidad enorme. Discos duros de 2,5 y 3 Terabytes son mucho más de lo que podíamos imaginar hace unos años. Están pensados para ofrecer soporte a servidores multimedia o a cámaras de vídeo vigilancia que tengan que almacenar muchas horas de vídeo. Vienen con una garantía de tres años y aseguran que pasarán un millón de horas de uso entre cada fallo.

Aunque los límites a su uso los ponen, como no, los usuarios y los precios, estos discos no parecen pensados para el usuario doméstico. De momento, esta tipo de capacidades están reservados para aplicaciones audiovisuales. En esta línea, los WD AV-GP SATA cuentan con la tecnología SilkStream, que permite trabajar con hasta doce flujos simultáneos de vídeo. Especialmente práctico para trabajar con programas editores de vídeo, o para sistemas de vídeo vigilancia avanzados que requieran grabar a la vez lo que registren las diferentes cámaras.

Además, los WD-GP SATA, incorporan una tecnología llamada WD GreenPower Technology. Esta permite ahorrar energía incluso trabajando a altas temperaturas. Eso sí, también crean algunas complicaciones al usuario. Sistemas operativos como el Windows XP, o las versiones de 32 bits de Windows Vista o Windows 7 no son capaces de reconocer discos duros de más de 2,19 TB. Para solucionarlo, habrá que utilizarlos como discos secundarios o hacer uso de la información que proporciona el fabricante aquí.

Teniendo en cuenta las capacidades que ofrecen, el precio de los WD AV-GP SATA no parece excesivo. La unidad de 2,5 TB (WD25EURS) tiene un precio de 135 euros. Por su parte, el disco duro de 3 TB (WD30EURS), alcanza los 150 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...