dev_dLAN500AVplus_packshot_sk_EU_01_print

Velocidades de vértigo para poder transferir archivos enormes como contenidos 3D o en alta definición. Son adaptadores de red que utilizan la línea eléctrica de la casa para crear una red local entre los equipos de un mismo domicilio.

En principio sólo se le ve utilidad para aquellos usuarios que ya dispongan de Internet de altísima velocidad y quieran compartir sus archivos entre los equipos de casa. Es decir, aquellos afortunados que ya tengan fibra óptica en su domicilio y quieran integrar todos sus equipos.

devolo_dlan_500_avplus_starter_kit_2_adaptadores_2

Su funcionamiento es sorprendentemente sencillo, se conecta a un enchufe y a la red telefónica, e inmediatamente transforma el cable eléctrico en uno de datos, por el que viajan nuestros contenidos a velocidades de 500 Megas por segundo. Quizás su uso más evidente son los servicios de televisión por Internet como Imagenio u Orange TV. Puede procesar hasta cuatro canales simultáneos de televisión en Alta Definición. Una alternativa a la tradicional discusión por el mando de la tele, pero en la era digital.

Tiene una cobertura de hasta 300 metros, con lo que no deberíamos tener problemas de cobertura a no ser que vivamos en un castillo. Están disponibles dos modelos, el Devilo dLAN 500 mini, que cuesta 150 euros con dos adaptadores de red y 200 con tres. El otro es el Devolo dLAN 500 plus, que incluye una toma eléctrica en el adapatador, para no “condenar” el enchufe. Cuesta 170 euros con dos adapatadores y 230 con tres.

Otras noticias sobre...