Quienes se decidan a llevar estos auriculares  de Pioneer por la calle, no van a poder pasar inadvertidos. Esto de los auriculares va por modas. Tan pronto se llevan tan pequeños que resultan invisibles, como aparecen otros de gran tamaño y diseñados para mirarlos. Éste no es un producto discreto. Con un diseño de carcasa que se cierra sobre la oreja del usuario, tienen un transductor de 40 mm.

Por otro lado, están disponibles en diversas combinaciones de colores tan juveniles como eficaces. La carcasa viene en uno, mientras que las almohadillas, fabricadas con uretano de alta densidad con aspecto de cuero, están acabadas en otro. Las combinaciones tienen nombres destinadas a un público joven como Punk Black, Mystic Blue, Neo White, Sweet Pink, o Ginger Gold.

No son unos auriculares ligeros. Su peso alcanza los 135 g, pero hay que reconocer que han sido diseñados para mantener en todo momento la comodidad del usuario. Tanto las almohadillas como la diadema, ayudan a pasar el tiempo escuchando música sin fatiga. Tienen un cable de 1.2 m. Por eso es posible llevarlos conectados a un reproductor MP3 guardado en el bolsillo.

En cualquier caso, no todo es diseño. También ofrecen buen sonido. De entrada, tienen una respuesta de frecuencias de 10 a 25,000 Hz. Son capaces de ofrecer unos graves propios de una pista de baile, a la par que los detalles más sutiles de la música. Disponen de una colección de tipo minijack, chapada en oro. Salen a la calle con un precio de  60 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...